Sumándose al esfuerzo del gobierno en la reducción de las muertes maternas en Nicaragua, el Hospital Militar Escuela Doctor Alejandro Dávila Bolaños, realiza el III Curso de Código Rojo, enfocado en el manejo de la hemorragia postparto, a través del uso y manejo de técnicas innovadoras.

En el encuentro que participan Gineco obstetras, cirujanos y anestesiólogos, el coronel y doctor Leonso Esquivel, enfatiza que lo fundamental en la prevención de las muertes maternas es identificar a las pacientes en situación de riesgo, la prevención y las medidas a tomar en la misma durante el parto o la cesárea.

En el país hemos descendido en los casos de muerte materna desde 2007, registros que alcanzaban las 100 muertes por año, sin embargo, los planes desarrollados en el país como las casas maternas, modernización en los hospitales, adquisición de tecnologías nuevas y capacitación del personal ha permitido que reduzcamos a 47 las muertes maternas en 2018”, explicó.

Por su parte, la teniente y doctora Alma Celeste Avilés, jefa del área de materno infantil del hospital en mención, expresa la importancia de mantener en constante actualización los conocimientos de los especialistas de la salud.

Para nosotros es importante aplicar una respuesta inmediata en una activación de código rojo porque los primeros minutos son valiosos para la paciente, por lo general esta situación se presenta en el tercer periodo del parto y en cesáreas por el aspecto de la placenta previa. De manera anual nosotros registramos 18 casos de código rojo, sin embargo, hemos alcanzado una disminución del 27% pero estimamos alcanzar un 35% los códigos rojos y así contribuir a la reducción de muertes maternas”, subrayó.