La felicidad y la seguridad llegaron a la vida de Carlos Velásquez, un ancianito habitante del barrio Villa Reconciliación Norte, a quien autoridades de la Alcaldía de Managua y la Embajada de China‑Taiwán le hicieron entrega de su nueva vivienda, mejorándole así su calidad de vida.

Para don Carlos Velásquez, es una honra y bendición ser parte de este gran programa de viviendas solidarias impulsado y ejecutado por el gobierno de Nicaragua y China (Taiwán), que a través de la cooperación y el hermanamiento han logrado garantizar un nuevo comienzo para las familias más necesitadas.

Hoy gracias al presidente Daniel Ortega y al Embajador de Taiwán estoy en mi nueva casa. Viví por muchos años en una casa vieja, de madera y zinc, las lluvias eran un tormento porque el techo no me protegía y todo me mojaba”, dijo.

vivienda-solidaria-managua

El acto de inauguración y entrega de la vivienda contó con la presencia de la alcaldesa Reyna Rueda, quien destacó que la seguridad y estabilidad emocional son factores importantes en la vida y solo se alcanzan teniendo espacios dignos donde habitar y construir los sueños.

Aquí se juntaron dos amores, la República de China‑Taiwán y Nicaragua, quienes seguimos cambiando, transformando y restituyendo la vida del pueblo y eso es gracias a los lazos de amistad y el amor entre ambos pueblos”, destacó.

Por su parte, el embajador de China‑Taiwán señor Jaime Chin‑Mu Wu, expresó sentirse complacido al ser parte de la alegría de una familia que recibe la oportunidad de ser protagonista de la atención y acompañamiento del gobierno.

vivienda-solidaria-managua