Con la siembra de centenares de árboles en distintas zonas de la capital, las familias nicaragüenses están celebrando los 450 años de la traducción de la Biblia al Castellano.

Esta jornada de reforestación se llevó a cabo en el barrio Benedicto Valverde y Enrique Lorente y en otros barrios de Managua donde la población junto con representantes de las Iglesias evangélicas, se unieron para sembrar árboles y cuidar la Madre Tierra.

En el primer lugar los pobladores se dieron a la tarea de limpiar y sembrar árboles alrededor de un campo de béisbol que recientemente fue habilitado por la alcaldía de Managua.

ARBOLES2

“Estamos en una jornada de reforestación para mitigar los problemas que da el cambio climático y que en nuestros barrios se manifiesta con intensos calores. Ya estamos sembrando 80 plantas frondosas para que mitiguen los daños que puedan dar las lluvias, el viento, el polvo y el sol”, dijo Julia Vargas, de los Comités de Liderazgo Sandinista del citado barrio.

En el barrio Enrique Lorente el pastor Eduardo Valerio González de la Iglesia Cristiana Abad Padre, aplaudió las iniciativas que persiguen la protección de la madre tierra, porque esto también es palabra de Dios.

“Esto que están haciendo en este parque es un mensaje de esperanza para construir esta nación, nuestro gobierno está dando los pasos necesarios para que podamos entrar en una etapa de reconciliación y sembrar árboles es parte de ese proceso de amor a la tierra”, dijo Valerio.

ARBOLES2

Indicó que cada programa social que impulsa el Gobierno Sandinista va dirigido a mejorar la vida en los barrios y la reforestación es “promover vida”.

“Dios nos manda que administremos nuestra tierra preciosa y quiere que la sepamos amar, cuidar y proteger, eso es lo que está haciendo nuestro gobierno y por eso estamos aquí sembrando árboles, este es un mensaje poderoso”, agregó el líder evangélico del barrio Enrique 

ARBOLES2