Rocío Sánchez Azuara dio a conocer el fallecimiento de su hija Daniela, de 31 años, que padecía lupus eritematoso sistémico. A través de un video publicado en sus redes sociales ayer, la actriz le dedicó un mensaje de despedida. 

“Sólo me queda la certeza de saber que ya estás descansando y agradecer por siempre tu amor. Hoy Dios ha querido tenerte ahora a su lado, descansa en paz, Daniela Santiago Sánchez”.

La noticia provocó la reacción de colegas y artistas. La periodista Adela Micha escribió en Twitter: “Mi cariño y solidaridad en estos momentos para mi colega”. 

La actriz Raquel Garza le expresó: “No hay palabras para tan sensible pérdida; sólo deseos de fortaleza y paz. Mis oraciones y pensamientos para ella”. 

Mientras que Adal Ramones escribió: “Sólo pido por ustedes que se quedan; ella ya está con Dios. Un abrazo de corazón a corazón”. 

La enfermedad de Daniela le fue diagnosticada en 2012, cuando Rocío trabajaba en Azteca y estaba casada con José Luis Santiago.

Tras muchos meses de ataques y estudios médicos, llegaron a la causa de las convulsiones y demás problemas que la llevaban constantemente al hospital. 

En una entrevista que Rocío concedió a Historias engarzadas, se vio sumamente afectada. “Lupus es lobo en latín, y quien lo tiene es una desgracia. Lupus para mí es el reto más grande que la vida me ha dado”, dijo. 

A finales de 2018, Rocío dijo en una entrevista: "Siempre me ha gustado mucho ser mamá pero mis hijos ya están grandes. La única que queda en casa y vive conmigo es Daniela y vive acá por cuestiones de salud, ha sido un año y medio pesado para ella, está deteriorada y ha sido importante estar juntas aquí”.