El Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) y el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) presentaron el estudio sobre los mapas de escenario climático para los cultivos de café y cacao en la región centroamericana.

El estudio fue presentado a técnicos y especialistas de Sistema de Producción, Consumo y Comercio, con el fin de proyectar basándose en los niveles del cambio climático actual cómo se verían afectados en diferentes zonas del país estos cultivos en el futuro.

"Lo más relevante es que uno puede, por lo menos en base a lo que sabemos hoy, ustedes saben que el cambio climático no es algo que sabemos qué va a pasar, pero sí cada vez mejorar los modelos que tenemos para poder prever lo que esperamos pase en el futuro y eso nos permite ver qué zonas puede estar más o menos afectadas", dijo Jennifer Wiegel, coordinadora regional del CIAT en Centroamérica.

En Nicaragua el estudio refleja que hay grandes zonas de adaptación sistémica en el Centro y Norte del país.

Iván Soto, coordinador territorial para el Pacífico Centro Norte del programa Endored, señaló que también se busca cómo preparar a los productores para que puedan tener herramientas necesarias que les permitan poder afrontar los cambios adversos que está teniendo el clima a nivel de la región.

Para nosotros es crucial fortalecer esas iniciativas productivas de nuestros productores, de tal manera que ellos puedan tener una producción sostenible a lo largo del tiempo”, aseveró Soto.

Asimismo, Roger Bolaños Téllez, técnico del INTA, dijo que en estos dos rubros del café y cacao como INTA han tratado de introducir materiales que se adapten al cambio climático para favorecer a los productores con variedades resistentes y que se comporten en los diferentes climas.

También trabajan la alerta temprana donde se investiga y se ve el comportamiento de las plagas en el ciclo del año para así poner en alerta a los productores para estar prevenidos ante el cambio climático.

cafe