La barrera portátil de toros ubicada frente a la Laguna de Tiscapa, fue el escenario de entretenimiento para muchos capitalinos en la víspera de la traída del patrono de los managuas Santo Domingo de Guzmán, con una velada taurina protagonizada por los ejemplares de la ganadería de la familia Dávila, de Esquipulas.

Los organizadores, Impacto Taurino y Gala Taurina, han traído las mejores ganaderías de todo el país y montadores reconocidos con el fin de brindar al público un show atractivo y entretenido.

Camilo Ramírez, organizador de Impacto Taurino, dijo que esta velada es para disfrutar de una noche de algarabía en celebración de la vela de Santo Domingo de Guzmán y su llegada este Primero de agosto a Managua desde Las Sierras.

 barrera-toros-managua

Ahorita tengo dos montadores semiprofesionales que han representado a Nicaragua en Costa Rica y han venido a apoyarnos, dijo el organizador.

Uno de los montadores es el joven Wilber Espinoza, conocido como “El Sureño” y originario de Juigalpa, Chontales, quien expresó el año pasado estuvo en esta barrera y ahorita está presente tratando de hacer lo mejor.

Compartió que es un deporte peligroso pero que por suerte solo ha recibido pequeñas cortaduras, ya que su éxito como jinete taurino radica en la “agilidad y fuerza en los talones”.

Ramírez invitó a los que gustan de las veladas taurinas a visitarles mañana a partir de las 4 de la tarde, ya que presentarán la ganadería de Cárdenas de Sergio Argueta y otros 6 toros traídos de Occidente.

El evento fue amenizado por La banda filarmónica, el show de Róger Molina y sus bailarinas, así como el show de Juan Gabriel Nica.