La República Bolivariana de Venezuela, a través de la vicepresidenta Ejecutiva Delcy Rodríguez, ratificó este viernes en Managua su vocación de paz durante el acto central del 40 aniversario de la Revolución Popular Sandinista.

Rodríguez inició sus palabras en la Plaza la Fe expresando su profunda emoción por la celebración de la victoria popular de la revolución.

Comandante Ortega, hemos venido desde Venezuela con una profunda emoción. Traemos un abrazo de nuestro presidente y líder Nicolás Maduro Moro para usted, para la vicepresidenta compañera Rosario Murillo y para el pueblo de Nicaragua que está de fiesta celebrando los 40 años de la victoria popular la Revolución Sandinista”.

 

Comandante Ortega, quiero decirle que éramos muy jóvenes hace 40 años pero ya reposaba en nuestro corazón la revolución martiana y la revolución cubana y encendían nuestras conciencias las palabras de Fidel y Ernesto Che Guevara y de esos jóvenes que ofrendaron la lucha por la liberación de Cuba”, dijo.

Y “un día como hoy llegó esa muchachada hace 40 años y yo no he dejado de ver a mis espaldas, porque veo a niños, jóvenes que son los herederos de este legado histórico de libertad que trajeron ustedes con mucha dignidad ese 19 de julio de 1979”, dijo la vicepresidenta Rodríguez al referirse a un bloque de jóvenes de la Juventud Sandinista que resguardó las espaldas del comandante Daniel, la vicepresidenta Rosario Murillo y los invitados especiales.

La vicepresidenta Delcy dijo que Nicaragua fue ejemplo al triunfar la Revolución Sandinista.

Esto representó para nosotros muchas esperanzas, pero también las revoluciones cubana y sandinista representaban faros antiimperialista para los pueblos del mundo”, afirmó.

delcy-rodriguez-revolucion-sandinista-nicaragua


Nos dio la Revolución Sandinista esos nuevos aires y 20 años antes, con el triunfo de la revolución cubana, había despertado el alma de nuestra América Latina y más años más tarde aparecía el Comandante Hugo Chávez Frías y la revolución bolivariana marcaba entonces otra revolución en nuestro continente”, continuó.

Tres revoluciones hermanadas y vislumbraba así nuestra América Latina y El Caribe y esperanzas para muchos pueblos no solo en nuestro continente, sino que de África, Europa y el Medio Oriente reivindicando causas justas como la causa palestina, la causa saharauí, como la causa de los pueblos oprimidos”, añadió Rodríguez.

Delcy resaltó la dignidad del Comandante Daniel Ortega calificando como líder de la causa sandinista”, al tiempo que agregó que “llegamos a esta celebración en medio de amenazas contra las tres revoluciones, contra Cuba, contra Nicaragua y contra Venezuela”.

Bloqueos económicos criminales “que pretenden azotar las conciencias de nuestros pueblos libres e independientes, imposible, y quiero recordarle al señor Donald Trump desde la Nicaragua Libre que resiste, que le tenemos que decir malas noticias: Más nunca seremos patio trasero de nadie y que se vaya bien lejos con su doctrina monroísta”.

 delcy-rodriguez-revolucion-sandinista-nicaragua

También le “queremos recordar sus palabras de campaña: Había dicho usted señor Trump que no se entrometería en los asuntos internos de los países. Bueno, se lo recuerdo y le digo que guarde a sus guardias extremistas que lo acompañan, el señor Pompeo, Bolton, que saquen sus manos de Nicaragua, que saquen sus manos de Cuba y que saquen sus manos de Venezuela, demandó.

Que deje a la humanidad respirar en paz, vemos los vientos de guerra contra Irán la criminal y oprobiosa arremetida contra el pueblo palestino. ¿Es acaso eso una promesa cumplida? y se lo recuerdo porque está en campaña nuevamente y ha decidido tomar nuestros países como un comodín interno”.

Precisó que hay una rearticulación geopolítica imperial y esa “rearticulación debe llevar a nuestros pueblos y a como lo dijo el vicepresidente de nuestra hermana Cuba a la unión de nuestros pueblos, acción política y nunca descansar frente a la arremetida imperial peligrosa y donde nuevos caminos confluyen”.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez también recordó que en el mundo hay un “reformateo” y fluyen nuevos caminos. Rusia al frente de esos nuevos caminos. Y así como hace más de 70 años Rusia liberó a la humanidad del fascismo, así están defendiendo la estabilidad y la paz internacional. China con su desarrollo propio y ahí los caminos van trazando un nuevo mundo, “el nuevo mundo del respeto, la justicia, del equilibrio internacional público que permite la convivencia pacífica internacional”.

 

En su discurso, parafraseó al general Augusto C. Sandino que dijo que la soberanía no se discute, se defiende con las armas en la mano y “nosotros decimos: la soberanía no se negocia, no se entrega, no se regala, se defiende y la estamos defendiendo con nuestras armas que son la paz, el diálogo, la convivencia”.

Pero también estamos dispuestos a dar la vida por la defensa de la dignidad de nuestra soberanía y nuestra sagrada independencia: ¡Ni un paso atrás!”, dijo Delcy, quien también saludó a los combatientes que mantienen viva a la Revolución Sandinista.

Finalmente, recordó aquella consigna que se utilizó en Nicaragua “Alerta, alerta que camina la espada de Bolívar por América Latina”, es reivindicar su pensamiento y legado de igualdad, libertad e independencia. “¡Leales siempre, traidores nunca, hasta la victoria siempre!, ¡Que viva el comandante Ortega y su digna residencia, que viva el pueblo de Nicaragua!”, puntualizó.

delcy-rodriguez-revolucion-sandinista-nicaragua