Con una alegre caminata y un acto político cultural, la militancia sandinista del distrito seis conmemoró el 41 aniversario del paso a la inmortalidad de José Benito Escobar, la máxima figura de la clase obrera y trabajadora, quien defendió los derechos de los trabajadores y se sumó a la lucha insurreccional por la liberación de Nicaragua.

María Rodríguez, colaboradora histórica del Frente Sandinista, recordó que José Benito Escobar fue un hombre inclaudicable y firme en sus ideales, que hoy son la luz en el andar de los obreros y campesinos.

José Benito fue un hombre leal, su experiencia laboral. Le permitieron darse cuenta de los abusos a los que eran sometidos los trabajadores y es ahí cuando nace su amor por el pueblo, por los derechos de los más desposeídos. Sin embargo, fue asesinado por la Guardia, pero su ejemplo hoy ilumina a los que luchamos por una Nicaragua mejor, una Nicaragua próspera”, expresó.

caminta4

En el acto se hizo presente Olga Escobar, hija de José Benito, quien agradeció la demostración de amor del pueblo hacia su padre.

El legado de mi padre vive en cada nicaragüense, en el pueblo trabajador, porque él defendió con su alma, cuerpo y espíritu los derechos de los trabajadores. A los 17 años inició a trabajar en construcción y vio cómo el obrero era humillado, pisoteado y maltratado, por eso su lucha siempre se fijó en los derechos de los más desposeídos”, expresó.

caminta4

Asimismo, Martita Escobar, nieta del héroe y mártir se mostró orgullosa de portar en sus venas la sangre de aquel hombre valiente que luchó hasta sus últimos instantes de vida.

Mi abuelo fue y es un ejemplo para nosotros los nicaragüenses. Hoy gracias a él y miles de héroes luchamos por mantener la paz, para que tengamos igualdad y sobre todo derechos a la salud, educación”, subrayó.

caminta4

caminta4

caminta4