El hospital Fernando Vélez Paiz y Operación Sonrisa llevaron a cabo una jornada quirúrgica de fisura labial y paladar hendido en la que dieciséis personas entre ellos ocho niños y niñas tendrán una mejor calidad de vida.

Con estas operaciones se corrigen problemas estéticos y de salud, ya que las personas con paladar hendido y fisura labial desarrollan problemas para respirar y alimentarse.

"Es la cuarta jornada quirúrgica que hemos realizado como Ministerio de Salud y el equipo local de Operación Sonrisa. Estamos beneficiando a dieciséis pacientes, ocho niños y dieciséis adultos a quienes se les devolverá la sonrisa", dijo la doctora Virginia García, directora del hospital Fernando Vélez Paiz.

"Vamos a corregir un defecto anatómico que ayudará como en el caso de los niños a mejorar su autoestima y así introducirse mejor en la sociedad", resaltó Virginia.

La doctora Tatiana Morales, coordinadora del programa Operación Sonrisa, agregó que: "Estas personas son parte de los pacientes que reciben el tratamiento integral en el centro que tenemos de Operación Sonrisa. Cada paciente ha llevado un proceso en sus diferentes etapas del tratamiento".

En el año, Operación Sonrisa y el Minsa operan a unas 300 personas. Mensualmente se opera a unos 15 pacientes y en las jornadas internacionales hay cupo para 120 personas.