La Casa Museo Blanca Araúz en el paseo Xolotlán fue el escenario de la develación del retrato del general Miguel Ángel Orthés y Guillén, quien perteneció al Ejército Defensor de la Soberanía Nacional desde 1927 hasta su partida física en 1931.

En el acto estuvieron presentes amigos, el batallón de lucha irregular general Miguel Ángel Orthés, familiares, entre ellos su hija María Angelina Gómez Orthés, quien muy emocionada agradeció este reconocimiento a su padre, quien a los diecinueve años decidió adentrarse a las montañas para defender la soberanía de Nicaragua.

Ha sido un momento muy alegre recordando toda la historia de mi padre. Les agradezco mucho y espero que siempre sigamos adelante luchando por nuestro pueblo, por nuestra patria para que tengamos amor, paz, armonía y no seamos enemigos de ningún país ni ellos del nuestro porque a nadie le gusta que a su pueblo se lo irrespeten”, dijo su hija, María Angelina Gómez Orthés.

RETRATO2

Saludo al comandante presidente Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo y les decimos que aquí estamos recordando a nuestros héroes y diciéndole a la juventud que tienen que luchar por una patria libre como la quería Sandino y todos los que lucharon con él”, resaltó María Angelina.

Enrique Gutiérrez, fundador del batallón que nació en los años ochenta con el nombre del comandante Orthés expresó que “en ese momento pudimos seguir el ejemplo del general Migue Ángel porque supimos dar la talla en los momentos que más la patria lo necesitaba y salimos adelante todos los cachorros y seguimos en la lucha, defendiendo la causa de los pobres, causa que defendía Miguel Ángel Orthés y todos los generales”.

RETRATO2

Por su parte, el historiador nicaragüense, Clemente Guido, manifestó que Miguel Ángel era un joven estudiante en León. Sin embargo, nació en Mozonte. "Decide volver a su tierra y se incorpora a las tropas del general Sandino a los diecinueve años de edad. En menos de un año el general Sandino le otorga el rango de general porque era un joven aguerrido y combativo”, explicó.

Guido resaltó que el pueblo nicaragüense debe tener presente que “no podemos ser y decir ser nicaragüenses y estar de rodillas pidiéndole a los yanquis que intervengan en los asuntos internos de Nicaragua, eso no es patriótico, eso no es cívico. Hay que seguir el ejemplo de Miguel Ángel Orthés que puso en primer lugar a Nicaragua y la defendió con su vida”, culminó el historiador.

RETRATO2