La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, rindió homenaje a los héroes y mártires caídos en la defensa de la patria en 1979 y en el 2018.

Hoy 8 de julio estamos recordando con amor, con esperanza al hermano Danilo Aguirre Aragón caído en La Barranca, Masaya. También a Elvis Orozco Aguilar, en el 79, 8 de julio, esto fue en El Viejo”, indicó.

Asimismo, recordó a los héroes caídos el 8 de julio del año pasado.

El golpismo asesinó a Miguel Ángel Osorno Acevedo, a Remberto Benito Cortes Zapata, a Cándido Pérez y de los policías Faber Antonio López Vivas e Hilario de Jesús Ortez Zavala. Todos ellos en Jinotepe, en esta fecha memorable cuando Jinotepe fue liberada del odio, de la perversidad, de la criminalidad y se reinstaló el amor y la buena voluntad, la fraternidad. Y también 8 de julio en Matagalpa, Allan Molina Pérez, el año pasado, asesinado por el golpismo”, dijo la compañera vicepresidenta.

Así fue, pero nunca más, porque no pudieron ni podrán. Ahí dieron la vida militantes sandinistas del amor, militantes de la esperanza, militantes que reflejan la luz, el fuego, el perfume, el amor de este pueblo nuestro que cree en Dios, que reza en español y que vive y camina el legado heroico y victorioso de sus mejores hijos”, expresó.

La vicepresidenta compañera Rosario también comentó la reciente conmemoración del repliegue táctico a Masaya.

Cuánta alegría en los ojos, en los rostros, en los corazones del pueblo nicaragüense que conmemoró los 40 años del repliegue a Masaya, pero también es una conmemoración victoriosa del pueblo nicaragüense que sabe que no pudieron y no podrán porque aquí reina el amor. Aquí nos ilumina un sol que no declina, porque vivimos precisamente de Luz, de Fuego, de Perfume, de Amor. La vida vierte fuerza y calor, vamos juntos por el camino o por los caminos del amor. Nos sentimos bendecidos, agradecidos a Dios por la fuerza victoriosa del amor, de la fraternidad, de la esperanza y la confianza del pueblo nicaragüense. Y bendecidos para seguir trabajando juntos, para seguir desarrollando, caminando juntos las rutas de trabajo, de paz, de prosperidad, de esperanza, de felicidad que merecemos, por las que hemos trabajado más de 40 años las familias nicaragüenses”, aseguró.

.