Las familias de Nicaragua verán mejorados sus niveles de seguridad ciudadana y el fortalecimiento de la paz con el trabajo de 635 nuevos policías que este jueves se graduaron del Segundo Curso Básico de Policía "Capitán Hilton Rafael Manzanares Alvarado".

El curso fue clausurado en un acto en la "Academia de Policía Walter Mendoza" y participaron en la ceremonia el subdirector de la Policía Nacional comisionado general Aldo Sáenz Ulloa, el director de la Academia de Policía comisionado general Jorge Cairo Guevara, los 635 nuevos oficiales y sus familiares, así como la madre y esposa del capitán Hilton Manzanares, primer policía asesinado el 19 de abril del 2018 en los actos violentos perpetrados por sectores que ejecutaron un fallido golpe de estado.

Estos nuevos oficiales de la Policía cursaron diversos módulos educativos para recibir el grado que los acredita como miembros de la institución del orden.

De los 635 oficiales graduados, 194 son mujeres originarias de los diferentes municipios del país.

graduacion-policia

Ustedes hermanos policías fueron seleccionados dentro de más de dos mil aspirantes a policías que demostraron interés de servir a la patria y aquí están los 635 hombres y mujeres que demostraron firmeza, entereza, abnegación y sacrificio durante el proceso de selección y capacitación. Ahora podemos decir aquí están los mejores jóvenes al servicio de la patria, del pueblo y de la comunidad”, destacó el Comisionado general Aldo Sáenz Ulloa.

Recordó que ser policía es una carrera difícil por las largas jornadas laborales, por la constante separación de su familia, por las limitaciones materiales “pero todas estas dificultades formarán su carácter de policía que están dispuestos a entregar la vida por amor a nuestro pueblo”.

El primer expediente de la graduación, la oficial Anielka Martínez, originaria de Carazo, manifestó que ingresó a la policía motivada por la actitud de servicio en beneficio del pueblo nicaragüense.

graduacion-policia

Quiero contribuir a la paz y la tranquilidad de la ciudadanía. A pesar de que la preparación fue algo intensa, no me arrepiento porque creo que es necesario hacer sacrificios para poder guardar el orden, la seguridad ciudadana y la paz en el país”, dijo Martínez.

Estoy muy orgullosa que mi hija pertenezca a la policía, ella quería desde hace rato integrarse, como madre me toca apoyarla, dice que desea ayudar al pueblo. El pueblo necesita del trabajo de la policía y es por eso que respaldo a mi hija, porque su trabajo va a garantizar la seguridad del país”, mencionó María Romero, madre de una joven graduada.

graduacion-policia