La Policía Nacional rindió homenaje a los héroes de la paz y la seguridad asesinados durante el intento fallido de golpe de estado en Nicaragua. La inspectora Juana Francisca Aguilar Cano, teniente Douglas Mendiola Viales, teniente José Abraham Martínez, teniente Marcos Antonio González Briceño, teniente Dixon Bismarck Sosa Enríquez, teniente Carlos José Zamora Martínez, teniente Jean Kerry Luna Gutiérrez y teniente Zaira Julissa López, son los héroes de la paz y la seguridad que cayeron en cumplimiento de su servicio para proteger la vida, la paz y la estabilidad del país en abril, mayo y junio.

El acto fue presidido por el comisionado general Aldo Sáenz Ulloa, subdirector de la Policía, y contó con la presencia de familiares de los caídos, comisionados y comisionadas de la institución y miembros del Consejo Nacional de la Policía.

El Subdirector de la Policía expresó que este es un merecido homenaje a los hermanos policías Héroes de la Paz asesinados en el intento del golpe de Estado, quienes con su sangre abonaron a la paz que hoy tenemos y que pretendieron arrebatarnos.

POLICIA1

Gracias al sacrificio de nuestros 22 hermanos policías caídos en defensa del bienestar de las familias nicaragüenses tenemos paz, estabilidad y seguridad, con la cual volveremos a construir el bienestar para todas y todos”, afirmó Sáenz.

Estos 22 hermanos entregaron lo más preciado que un ser humano puede tener: la vida, ustedes madres entregaron lo más sagrado que poseen: a sus hijos, hijos que se multiplican en los más de 14 mil policías que constituimos esta abnegada institución policial”, remarcó.

Doña Magdalena Viales, mamá de Douglas Mendiola caído el 28 de mayo, expresó que su hijo tenía casi cinco años de pertenecer a la Policía y murió cumpliendo su deber, luchando por la paz.

Y lo recuerda como un joven “bien portado, le gustaba que todo fuera formal, correcto. Le gustaba ser siempre responsable”, indicó.

POLICIA1

Asimismo, la mamá de Juana Francisca, doña Corina Auxiliadora Cano la recordó como una muchacha alegre que luchó por el pueblo.

Marbelly Gutiérrez es la madre del joven Jean Kerry y expresó que él fue un buen hijo, compañero y trabajador, de lo que se siente muy orgullosa.

Sufro y sufrimos todas las madres que nos duelen nuestros hijos, ellos nada más hacían su trabajo. Los torturaron, los secuestraron y los mataron”, dijo Gutiérrez.

POLICIA1