Un total de 86 mujeres privadas de libertad recibieron este 30 de mayo, fecha en la que se celebra el Día de las Madres Nicaragüenses, el beneficio legal de convivencia familiar que les permite disfrutar de la plena libertad en unidad con sus hijos, padres y hermanos.

La entrega de la carta de libertad se realizó en el Establecimiento Penitenciario Integral de Mujeres en el municipio de Tipitapa, acto que contó con la presencia de autoridades nacionales y del municipio de Tipitapa entre ellos la ministra de gobernación María Amelia Coronel, el vicealcalde de Managua Enrique Armas y el reverendo Rafael Arista.

Hoy podemos verlas listas para regresar a sus hogares con sus hijos y familia, hoy es un día lleno de bendiciones. Podemos sentir que hay mucho amor y esperanza, por lo que damos gracias a nuestro buen Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional por recordar esta fecha tan especial para todas las familias nicaragüenses, favoreciendo a nivel nacional a más de 200 presas quienes reciben el beneficio de convivencia familiar”, expresó María Amelia Coronel.

LIBRES1

De igual manera, el vicealcalde de Managua, compañero Enrique Armas en nombre del gobierno saludó a las mujeres protagonistas, las que después de tantos años de encarcelamiento hoy cuentan con el valioso regalo de la libertad.

Este 30 de mayo será un día inolvidable para cada una de ustedes, regresan a sus casas a estar con sus hijos, padres, hermanos, nietos, una fecha llena de mucha emoción, no me cabe duda que cada una de ustedes aprovecharán este beneficio que ha otorgado el día de hoy el gobierno del comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo”, manifestó.

Una vez finalizada la entrega de las cartas de libertad, las mujeres se unieron en un solo abrazo y con lágrimas de felicidad con sus familiares, quienes llegaron a ser parte de este día en lleno de alegría.

LIBRES1

Gracias a Dios por darnos la oportunidad de ser libres en este día de las madres, hoy es una fecha inolvidable porque es el mejor regalo que nos está otorgando el gobierno. Los años de prisión fueron difíciles, pero también me dieron la oportunidad de estudiar y formarme como profesional, finalizando la Licenciatura en Agronegocios, herramienta para emprender una nueva vida”, señaló María Cruz Villagra.

Estar preso no es fácil, pero todo este tiempo me sirvió para reflexionar y ocupar el tiempo en actividades que me van a permitir reintegrarme a la sociedad, hoy tengo un título profesional y espero poder resurgir y ser cada día mejor persona, mejor madre y mejor ciudadana”, subrayó Tania Galo.

LIBRES1

LIBRES1

LIBRES1

LIBRES1