La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, dijo que este 30 de mayo, día en que nos dedicamos con cariño, con respeto, con reconocimiento, todas las familias nicaragüenses honramos a nuestras madres porque sabemos lo que representan, no solo en el hogar, en la familia, sino en la cultura de nuestra Nicaragua bendita y siempre libre.

Agregó que las madres nicaragüenses son guardianas que custodian los valores de familia, de comunidad, esa cultura que nos distingue en Nicaragua, una cultura de familia, de hogar.

“Nos debemos a las familias, nos sentimos respaldados por nuestras familias en todas las circunstancias y honramos a nuestras madres, las que están con nosotros, que Dios nos conserva todavía en este plano de vida, y las que están en los camposantos, las que visitamos también para poner una flor sobre su sepultura, creyendo como creemos en la vida eterna”, agregó.

La compañera dio lectura a un mensaje que preparó con ese cariño que distingue a todos, un mensaje para las madres de nuestra Nicaragua.

Un mensaje con todo el amor del mundo, de madre a madre, de familia a familia, de nuestro comandante Daniel para todas las familias y madres de nuestra Nicaragua, la esperanza y la fe en alto sabemos compañeras hermanas que vamos adelante”.

La vicepresidenta también dio lectura al Salmos 113

Alabemos, siervos de Jehová,
Alabemos el nombre de Jehová.

Sea el nombre de Jehová bendito
Desde ahora y para siempre.

Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone,
Sea alabado el nombre de Jehová.

Excelso sobre todas las naciones es Jehová,
Sobre los cielos su gloria.

¿Quién como Jehová nuestro Dios,
Que se sienta en las alturas,

Que se humilla a mirar
En el cielo y en la tierra?

Él levanta del polvo al pobre,
Y al menesteroso alza del muladar,

Para hacerlos sentar con los príncipes,
Con los príncipes de su pueblo.

9 Él hace habitar en familia a la estéril,

Que se goza en ser madre de hijos.
Aleluya.

En nuestra Nicaragua compañero, compañera, de fe, de esperanza, de bendición, de prosperidad y victoria, vamos adelante en el nombre poderoso de Jesús. Vamos adelante, sabemos que Dios es justo, sabemos que en el nombre poderoso de Jesús en todo el país se decreta Paz, Reconciliación, Encuentro, Paz”, agregó.

Finalmente informó que este miércoles sesionan más de 500 comisiones de reconciliación y paz en toda Nicaragua, reconociendo "la labor incesante, infatigable de las madres nicaragüenses que queremos paz y queremos vivir con tranquilidad con seguridad y en cariño, de familia, en cariño de familias cristianas que creen en Dios y todos los días, le invocan, le piden, clamamos para que perdure el milagro de la paz en nuestro país".