En el marco de la celebración del Día Mundial de la Solidaridad con Pacientes con VIH, se llevó a cabo en el Hospital Bertha Calderón un encuentro con ginecobstetras, ginecólogos y enfermeras para abordar la situación actual, avances y retos para prevenir la transmisión materno-infantil del VIH .

Para el año 2020, el Ministerio de Salud (Minsa) tiene como meta reducir en un 95 por ciento la transmisión vertical del virus de madre a hijo.

La doctora Grisela Avilés, responsable del programa de VIH en Managua, expresó que para ello el Minsa ha logrado mejorar la cobertura de las pruebas.

"Y cuando se tiene resultado positivo se les da el seguimiento tanto a la embarazada como al bebé y hemos tenido buenos resultados", aseguró Avilés.

Una embarazada debe acudir a su atención prenatal en las unidades de salud para que se le realicen sus respectivos estudios y una vez que se detecta que es portadora del virus se le traslada a una unidad de mayor resolución, en este caso el hospital Bertha Calderón, donde se garantizará el buen nacimiento del bebé.

Por su parte, la doctora Sonia Cabezas, subdirectora docente del Bertha Calderón, indicó que es posible evitar la transmisión del VIH si se toman en cuenta todas las medidas preventivas.

En este sentido, mencionó que se debe tener un buen control prenatal, y si la madre sale positiva hay que darle tratamiento a ella y garantizar la cesárea. Una vez que el niño ha nacido, se debe garantizar la profilaxis a la madre y luego la leche a los niños.