El compañero Virgilio Silva, presidente ejecutivo de la Empresa Portuaria Nacional dio a conocer la actividad desarrollada en los diferentes puertos marítimos y turísticos en el periodo comprendido del 6 al 12 de mayo.

Detalló que en San Juan del Sur se atendió el crucero Regatta con 660 turistas y 397 tripulantes. Este es el penúltimo crucero de la temporada 2018‑2019 y se espera que el 22 de mayo llegue el último.

En el Puerto Salvador Allende se recibió a 24 mil 382 visitantes —una cifra similar a la de la semana anterior—, quienes disfrutaron del derroche cultural de comparsas y danzas folclóricas.

Esperamos que esto siga creciendo en la medida que hagamos más actividades en el Puerto Salvador Allende y seguimos, nosotros luchando para hacer algo bonito en la Isla del Amor”, dijo.

Para ello se está en la fase de contratar personal que vaya a tomar las medidas a la isla y en aproximadamente unos 5 meses se pueda estar abriendo un restaurante.

Mientras tanto, en el Puerto San Jorge, se desarrollaron actividades turísticas, culturales y recreativas, además de las operaciones portuarias, atendiendo 563 vehículos, 107 naves, 6 mil 351 pasajeros y 518 extranjeros.

En Granada hubo dos viajes del crucero turístico atendiendo 182 turistas, en naves privadas 182 y 3 mil 462 pasajeros en las terminales de Moyogalpa y San Carlos.

El compañero Virgilio Silva también detalló la actividad realizada en Puerto Corinto, donde se recibió 8 buques, de los cuales 5 transportaban productos de exportación e importación en 2 mil 495 contenedores y 2 containeros que trajeron 25 mil 121 toneladas de diesel y gasolina y 2 mil 533 de etanol.

También se atendió un Ro-Ro con 112 vehículos, que vinieron del exterior”, indicó Silva.

Mientras tanto, en el puerto Arlen Siu, se atendió a 7 embarcaciones de cabotaje nacional y al buque internacional Jan Caribe con mercadería variada. En Bluefields, 3 buques internacionales y con los dos barcos se trasladó a Corn Island a 305 pasajeros.

En Puerto Cabezas se atendió a 42 pesqueros, 37 medios menores y el buque internacional San Andrés IV. En Puerto Sandino se atendió al buque MV Belle Rose con material ferroso.