La cercanía de laguna de Xiloá a la capital propicia que cada fin de semana muchas familias disfruten de sus refrescantes aguas y su hermoso paisaje.

En este lugar los visitantes aprovechan para descansar y prepararse para el inicio de una nueva semana de labores.

“Ahorita estoy disfrutando en paz y tranquilidad de este lugar tan bonito, estoy con unos amigos pasándola bien, a Dios le debemos estas maravillas naturales y al gobierno le agradecemos la seguridad que nos brinda para poder estar relajados dándonos un chapuzón”, destacó Francisco Doblón.

Muchos llevan sus alimentos y bebidas para compartir y sobre todo estar en armonía, tomando en cuenta que la seguridad y limpieza en el sitio están garantizadas.

“Vine con mi esposa a dar un paseo después de una intensa semana de trabajo, aquí podés ver cómo el pueblo celebra en paz y unidad. Venir a Xiloá es una actividad que no realizamos con frecuencia debido a las responsabilidades laborales, pero cuando hay tiempo libre lo mejor es pasear en familia”, dijo Francisco Medina.

Otra de las visitantes es Urania Escobar, quien junto a 15 miembros de su familia se dispusieron a refrescarse en las aguas cristalinas en el balneario más popular de la ciudad.

“Estábamos aburridos en la casa y decidimos venir a dar un paseo por aquí, Xiloá es bonito y seguro por eso siempre hay gente en este lugar. Trajimos comida y gaseosas porque la idea es pasar aquí todo el día, los chavalos andan felices jugando y nosotros también la estamos pasando muy alegres”, subrayó.