La embajada de Nicaragua en Japón recibió un bello obsequio de paz y amor del templo “madre” sintoísta en las faldas del monte Fuji.

Una réplica en miniatura de este templo, que fue bendecida por su máximo sacerdote y la que lleva las plegarias de amor y paz de sus miles de creyentes, recibió un espacio especial en nuestra embajada en Japón.

El máximo sacerdote expresó que sienten una bella amistad con nuestro pueblo y que este templo miniatura representa los deseos de proteger la paz que él ha sentido quieren todos los nicaragüenses.

El embajador de Nicaragua en Japón, el compañero Rodrigo Coronel, recibió este bello obsequio en una ceremonia especial realizada en las faldas del Monte Fuji y ofreció a todos los presentes palabras de amor y agradecimiento por tan lindo gesto.

“Este símbolo de amor y protección de la paz, que tanto nos ha costado a cada uno de los nicaragüenses, debe servir de recordatorio de que si gente de un país lejano vela y siente por nosotros para tener un país en armonía; más aún debemos cada uno de nosotros los nicaragüenses trabajar por amarnos y vivir en paz”, expresó el embajador Rodrigo Coronel.

JAPON2

JAPON2

JAPON2