La compañera vicepresidenta Rosario Murillo, afirmó que “en todo el país estamos convocándonos a orar por la paz y la unidad de las familias nicaragüenses” e instó a celebrar la liturgia de Semana Santa y las tradiciones religiosas del pueblo nicaragüense.

"Todos estos días estaremos invocando a Dios, sembrando árboles como símbolos de vida, de esperanza y de paz en todo el país”, dijo.

Destacó que el Movimiento Ambientalista Guardabarranco, la juventud, las familias, unidos en clamor de Dios, estarán elevando globos blancos que simbolizan el compromiso, la voluntad de paz de las familias nicaragüenses.

Vivir la Semana Santa

“Hoy es viernes de Dolores, así lo conocemos. Así desde pequeños aprendimos a conmemorar, a celebrar, a estar pendientes de toda la liturgia de Semana Santa y a vivirla, la vivíamos en las ciudades, en los pueblos, eran otros tiempos, otros momentos, otra cultura, más calma, más serenidad, pero aprendimos y crecimos en medio de todas estas procesiones, tradiciones de Semana Santa”, resaltó.

Destacó que estas son tradiciones de familia, de comunidad. “Las familias en nuestro país nos visitamos y juntos vamos también, no solo a las iglesias, a los templos, sino también a pasar un rato agradable, a refrescarnos en los balnearios y en los ríos, las pozas, ahora las piscinas, los centros recreativos”, dijo.

Semana de oración por la paz

“Estamos entrando a la Semana Mayor, una semana de oración, de clamor a Dios en estos tiempos, clamor intenso a Dios por la paz, una semana de agradecimiento a Dios porque vamos reavivándonos, vamos reencontrándonos y restaurándonos como familia nicaragüense”, enfatizó.

Apuntó que esta es una semana de cultura local, una semana para reflexionar y aprender cada vez más acercarnos en los valores que cuentan, los valores y los ideales humanos, que quiere decir familia, que quiere decir persona, que quiere decir seres vivos, que quiere decir relación con la Madre Tierra, que quiere decir comunidad.

“Comunión de las almas por el bien común. Así estamos y así vamos hacia la Semana Mayor”, resaltó.

Religiosos de Centroamérica también oran por Nicaragua

Agradeció también la presencia de religiosos de países vecinos que están visitando nuestro país.

“Han llegado delegaciones de la vecina Honduras que visitan los templos y los lugares de peregrinación en Nueva Segovia. También recibimos visitas de Centroamérica en general, de los Estados Unidos y a todos ellos nuestro reconocimiento por venir a Nicaragua a predicar, a pregonar, a clamar a Dios por la paz, la unidad, la reconciliación y el encuentro, el avivamiento de todo lo bueno que somos en Cristo Jesús”, afirmó.

“El reconocimiento del mensaje de Cristo que dio la vida por nosotros, para que fuésemos redimidos, son días para redimir nuestros corazones, renacer a la paz, a la confianza, a la esperanza y fortalecer nuestras creencias sagradas, nuestra fe”, reflexionó.

La compañera Rosario Murillo gradeció igualmente los mensajes que le mandan cada día y citó:

 ¡Cuán amables son tus moradas, oh Jehová de los ejércitos! Anhela mi alma y ardientemente desea los atrios de Jehová: Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.El gorrión halla casa, la golondrina hace nido para sí, donde poner sus polluelos.

Cerca de tus altares, oh Dios, oh Jehová de los ejércitos, Rey mío, Rey Nuestro y Dios Nuestro. Bienaventurados los que habitan en tu casa: Perpetuamente te alabarán.

Bienaventurado el hombre y la mujer que tiene su fortaleza en tí, sus fuerzas y en cuyo corazón están tus caminos. Atravesando el valle de lágrimas, lo cambian y lo convierten en fuente, Cuando la lluvia llena los estanques. Iremos, irán de poder en poder

Viendo a Dios, Jehová Dios de los Ejércitos,

Escucha nuestras oraciones

 Escucha, oh Dios de Jacob (Selah). Mira, oh Dios, escudo nuestro, y pon los ojos en el rostro de tus ungidos.

Porque mejor es un día en tus atrios que mil fuera de ellos: Escogería antes estar á la puerta de la casa de nuestro Dios, Que habitar en las moradas de maldad. Porque sol y escudo es Jehová: Gracia y gloria dará nuestro Dios: No quitará el bien á los que en andan integridad.

Jehová de los Ejércitos nuestro Dios, dichoso el hombre y la mujer que en ti confían.

Que ponen el corazón en tus caminos y el hombre y la mujer que encuentra en Dios fuerza, su fortaleza.