Nicaragua es un gran país generador de productos del bosque con suelos que tienen una gran vocación forestal y vocación mixta, destacó este jueves el compañero Paul Oquist, asesor presidencial de Políticas Públicas.

Oquist participó esta mañana en el Congreso Internacional, Caja de Herramientas, Bosques y Cambio Climático, que promueve el Marena y otras instituciones del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.

El asesor de Políticas Nacionales dijo que el 78% de los suelos del país tienen esa vocación mixta forestal.

Resaltó el compañero Oquist que Nicaragua debe ser considerado como un gran país generador de productos del bosque. “Tenemos mucho potencial”, recalcó.

“El bosque puede ser uno de los fuertes rubros de la economía nacional a futuro, por dos motivos: uno, por las condiciones naturales de las que acabo de hablar, y segundo, porque tristemente los bosques tropicales de Indonesia y de Malasia, de la Amazonia, del África Central están acabándose por una deforestación muy fuerte”, añadió.

“Entonces, visto a futuro, estas maderas tropicales van a tener un enorme valor”, añadió.

Dijo que hay gente trabajando en estos aspectos en Nicaragua: “Tenemos la figura agroforestal; tenemos la silvo-pastoril, combinando madera con agricultura y con ganadería. Tenemos también plantaciones”, reiteró.

“Sin embargo, la gente ha encontrado algo de dificultades en lograr el financiamiento para seguir adelante con las obras forestales”, explicó.

“Ahora se puede conseguir ese financiamiento, hay fuentes, en la presentación que voy a hacer hoy les vamos a indicar cómo acceder a financiamiento, cuáles son las fuentes, muy concretamente los nombres, los correos electrónicos, los números de teléfonos, donde uno debe acercarse para buscar ese financiamiento”, expresó.

Por su parte, el viceministro de Marena, Javier Gutiérrez, explicó que durante este Congreso Internacional se presenta un trabajo que se ha venido realizando desde el 2008 en el Ministerio del Ambiente. “Es una caja metodológica que se basa en estándares internacionales para programar proyectos en bosques y cambio climático”, detalló.

Eso permitirá poder acceder a recursos de la cooperación internacional de una forma contundente desde el punto de vista técnico añadió.

“Este día estamos celebrando ese esfuerzo que hemos venido haciendo nuestro Gobierno bajo la guía del presidente Daniel y la vicepresidenta Rosario Murillo, en general una serie de capacidades técnicas a nivel institucional”, dijo.

“Esto no ha sido hecho solo por Ministerio del Ambiente, sino que ha sido un trabajo interinstitucional entre Inafor, Ineter, Mefcca, Ministerio de Agricultura, los Gobiernos municipales, pueblos indígenas”, detalló.

“Es un trabajo que abarca desde cómo estimar emisiones de gases de efecto invernadero, generados por los bosques, y cómo estos se absorben, hasta cómo aplicar los estándares sociales, salvaguardas ambientales, para garantizar los derechos de los pueblos indígenas y las comunidades rurales, que viven de los bosques”, indicó.

Es un asunto metodológico que nos permitirá acceder a recursos bastante significativos y poder mover acciones climáticas en los territorios más vulnerables, continuó.

“Esto permitirá acceder a recursos para llevar programas y proyectos al Corredor Seco, para llegar a toda la frontera agrícola en la Costa Caribe, trabajar en las áreas de amortiguamiento en las áreas protegidas”, estimó.

“Son una serie de elementos que nos permitirán tener mayor impacto”, en los temas de los bosques y el cambio climático concluyó el viceministro de Marena.