Los bomberos unificados atendieron varios incendios este fin de semana en todo el país.

Informaron que el sábado apagaron un incendio agropecuario en la comunidad Aguas Calientes, en la finca Santa Isabel, en Somoto.

El incendio en la finca comenzó cuando una persona desconocida prendió fuego a la maleza para capturar garrobos.

En Chinandega, el sábado controlaron el incendio de una vivienda propiedad, de Benita Jarquín. La causa del incendio fue un fogón encendido que por los fuertes vientos produjo chispas que cayeron sobre material de fácil combustión.

En el municipio de San Carlos, Río San Juan, las instituciones de gobierno junto a los bomberos extinguieron un incendio de maleza en el Refugio de Vida Silvestre Los Guatusos.

En las labores de extinción se utilizaron con 2 planas acuáticas, 2 lanchas, 1 cayuco, bombas mochilas y 66 fuerzas.

Se conoce que el incendio inició al costado Sureste del territorio costarricense, propagándose al noroeste del territorio nicaragüense y dejando como resultado la combustión de 200 manzanas de pasto natural. No hubo afectación de vida humana.

La madrugada de este domingo, en la ciudad de Masaya, los bomberos controlaron un incendio de un bus propiedad de la cooperativa Milagro de Dios.

El incendio se produjo por el recalentamiento de conductores eléctricos que conectaban de la batería hacia el motor de arranque. El bus se dirigía a la ciudad de Granada con 40 pasajeros. No hubo afectación de vida humana.

En Managua los bomberos también apagaron un incendio en el vehículo propiedad de Gabriel Guzmán, en el sector de Altamira.

El incendio se originó al momento en que se realizaban trabajo de soldadura en el mofle del vehículo, provocando que chispas cayeran sobre el tanque de combustible, dejando como resultado la combustión total del automotor. No hubo afectación de vida humana.

Este domingo en el municipio de Quezalguaque, en León, los bomberos rescataron a Aritán Corea, de 27 años, del interior de un pozo.

El joven cayó accidentalmente en un pozo artesanal de aproximadamente 30 metros de profundidad. Tras haberlo rescatado fue trasladado al Hospital Oscar Danilo Rosales, en León.