Vestidos de gala y portando llamativas indumentarias, los perritos de la ciudad de las flores, Masaya, se vistieron para pagar promesas a San Lázaro, en el día que la ciudad celebra su festividad.

Sandra Castillo llevó por primera vez a su mascota a los festejos. “Este año se me iba a morir y el veterinario me dijo que si no se tomaba su medicamento, yo busqué la manera, a la fuerza y después le pedí a San Lázaro que no se me muriera”, afirmó.

Para los monimboseños y todos los nicaragüenses que asistieron, aseguraron que es importante mantener esta tradición, siempre y cuando se mantenga también la fe.

san-lazaro-masaya

“No hay que perder la tradición porque cuando uno pide con amor se le cumple. Yo traigo a Pancho y a Lassie. A Lassie le salió una pelotita en su orejita y gracia a Dios ya no tiene nada porque le pedí a San Lázaro”, afirmó Narry Delgadillo, que vistió a sus dos canes de traje típico.

Afuera de la iglesia Santa María de Magdalena, en Monimbó, como parte de la tradición, los participantes pudieron disfrutar de juegos de feria, comprar frutas como nísperos y dulces tradicionales como alfeñique.

masaya

“Yo siempre traigo nísperos y candela de cebo. Vengo año con año y ha sido una buena experiencia, desde hace 10 años vendo en este lugar y antes venía con mi mamá, por eso estoy yo aquí porque ella me traía desde chiquita aquí”, afirmó Norma Gaitán, que trae sus frutas desde Rivas.

El Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) desarrolló un concurso de trajes de mascotas en las categorías tradicional y de fantasía, entregando importantes premios a sus dueños para el cuido de sus mascotas.

masaya

De acuerdo con Laura Zepeda, de Intur, Masaya, se acompañó la tradición con la feria artesanal y números culturales y diversas actividades que empezaron desde el día sábado.

“Es importantísimo porque esto es lo que nos identifica como nicaragüenses, es parte de nuestras raíces, nuestras tradiciones que nacen naturales. O sea, nadie se le dice ‘vení, participá’. La gente lo hace de una manera natural y además es de un gran atractivo turístico”, dijo.

La tradicionalista Martha Toribio señaló que este es un potencial que debe ser preservado al pasar el tiempo.

masaya

“Estas tradiciones, estas devociones son parte de nuestra cultura y es lo que tenemos que seguir fomentando en el pueblo de toda Nicaragua, de las generaciones que están creciendo día a día”, aseguró.

La fiesta de San Lázaro se distingue por contar con gran vistosidad pero también solemnidad. Al santo católico se le atribuyen milagros de sanación no solo a mascotas, sino también a sus dueños.

masaya

masaya

masaya