La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de la República, destacó que en Nicaragua la voluntad de todos, el compromiso de todos es el encuentro, el entendimiento, la reconciliación y la paz.

“Por muy difícil que sea, por muy compleja que sea la responsabilidad con la que hemos trabajado en otro momento y con la que estamos trabajando en este otro tiempo, la seriedad y responsabilidad con la que todos nos movemos, nos garantiza el logro de la convivencia armoniosa tan necesaria en nuestro país”, subrayó.

Dijo que retomar los senderos de bien común, avivar nuestros corazones, la fe, la esperanza, la confianza en Dios que mantenemos en alto, anima cada uno de nuestros pasos.

Aquí no nos conquista el odio, o la provocación, aquí todos queremos, paz, patria, porvenir. Es lo que todos queremos, es lo que todos tenemos que alcanzar, todos juntos conciencia clara, con buena esperanza, con buen corazón, puesta nuestra mirada, puesta nuestras acciones en un presente de convivencia de armonía y un futuro que debemos hacer mejor entre todos, viendo de hoy hacia mañana con la esperanza en alto y haciendo desde la esperanza todo lo necesario para que Nicaragua siga siendo ejemplo, inspiración, este pueblo heroico, valiente, digno, este nuestro pueblo, esta nuestra tierra, hermosa, este pueblo va a delante en el poderoso nombre de Jesús”, reiteró.

En este sentido la compañera Rosario se refirió al comunicado dado a conocer este viernes 5 de abril por el Ministerio de Gobernación, según el cual, por voluntad expresa y compromiso de nuestro gobierno, con la convivencia armoniosa en los hogares y entre las familias, se excarceló y cambió de régimen, están en sus hogares y sus familias, 50 personas más de las que estaban detenidos por contravenir el orden público y atentar contra la paz en nuestro país.

Ya son 200 las personas que nuestro gobierno, por buena voluntad y compromiso propio ha excarcelado y están en régimen de convivencia familiar. Están conviviendo en sus hogares con sus familiares”, enfatizó.

La compañera vicepresidenta calificó estos procesos de trabajo por el entendimiento de difíciles, son procesos complejos, son procesos que requieren el máximo de voluntad y compromiso no solo del gobierno, sino de todos, “trabajar por la paz, lo hemos hecho y podemos hacerlo otra vez, trabajar por el entendimiento, trabajar por la reconciliación, es parte de nuestras creencias y valores de pueblo cristiano, pueblo de Dios, pueblo de fe”.

Añadió: “Nosotros sabemos interpretar la voluntad del pueblo nicaragüense, el deseo, la aspiración de todos los nicaragüenses, queremos trabajo y paz, queremos recuperar, restaurar nuestra vida buena, porque somos un pueblo de paz, somos un pueblo de fe, un pueblo de cariño, y nuestra responsabilidad, que es la responsabilidad de todos, es avanzar con seriedad, a pesar de lo complejo, a pesar de las dificultades, avanzar con seriedad para vencer, demostrarnos a cada uno de nosotros cada día y demostrarle al mundo que aquí no nos conquista el odio, que aquí no nos conquista la negatividad”.

“Aquí como antes hoy, podemos, como lo estamos haciendo, trabajar para avanzar en la restauración de todo lo bueno que somos, todo lo bueno que tenemos y sobre todo aplicar el buen corazón y la buena esperanza de la mayoría de nicaragüenses, queremos definitivamente con tranquilidad, vivir en paz, que nunca vuelva ninguna expresión de odio atentar contra la tranquilidad, la seguridad y la paz de las familias nicaragüenses”, enfatizó.

Finalmente dijo que Nicaragua es tierra de cariño, tierra de paz, tierra para el entendimiento y tierra para la prosperidad.