Un terremoto de 5.6 grados en la escala de Richter sacudió este miércoles algunas importantes ciudades de Turquía. Aunque los primeros reportes no señalaban víctimas humanas, por la magnitud se consideran posibles daños en inmuebles e infraestructura.

Esmirna, Anatolia y Denizly fueron las principales ciudades en las que se percibió el terremoto, registrado a las 9:34 (hora local).

El Centro Sismológico Euromediterráneo, precisó que el movimiento de placas tectónicas que causó el sismo, ocurrió a unos 11 kilómetros de profundidad. Después del movimiento telúrico inicial con magnitud de 5.6 grados, hubo una réplica que alcanzó los 4.4 grados.

Los servicios sismológicos de Turquía informaron que en el área donde se percibió el sismo existe una densidad de población superior a los 9 millones de habitantes.