Fueron tres días de béisbol del bueno, tres partidos que disfrutaron grandemente los fanáticos y familias nicaragüenses que abarrotaron cada día las diferentes localidades del Estadio Nacional Dennis Martínez, demostrando que este es el deporte rey del país.

Mientras en el terreno los peloteros dieron lo mejor para defender los colores de su país, en una competencia que profundiza los lazos de amistad y solidaridad entre ambos pueblos, en las gradas y pasillos del coloso, también se vivieron momentos especiales.

Las camisetas estilos deportivas con la palabra Nicaragua, ya sea en blanco o azul predominaron como la vestimenta oficial en las graderías, también las gorras no se quedaban atrás. Fueron tres noches de mucha algarabía, de colorido y muchas dinámicas que mantenían animada a la fanaticada.

El último partido que fue ganado por la tropa boricua con marcador de 9 carreras por 6, tuvo momentos de presión, como en el séptimo inning cuando con bases llenas Nicaragua tuvo una gran oportunidad  de acercar o empatar el marcador. La entrada fue resuelta por un elevado potente de Rafael Estrada hacia el guante del jardinero puertorriqueño.

serie1

En cada entrada jugada hubo mucha animación, bonitas modelos bailaban música reggaetón, cumbia, bachata o salsa. Las dinámicas como el Bate Loco, Bésame Mucho, El Musculoso y La Quiniela, lograron capturar la atención de los fanáticos, sobre toda la última, cuando el participante adivinó que el premio estaba en la bola Dos y rápidamente dijo que era la victoria del Comandante Daniel.

En los diversos pasillos se puede vivir el caminar de un lado a otro de los fanáticos y vendedores, que ofertan una gran variedad de alimentos. Cada out o hit de los peloteros nicaragüense, era de gran emoción porque se quería que se barriera la serie que quedó con 2 victorias y una derrota.

serie1

Esta serie queda en el corazón del pueblo y tan así que muchos personajes reconocidos participaron como fanáticos, como el tetracampeón Román “Chocolatito” González, el pastor evangélico puertorriqueño Héctor “El Father”, el cantante nacional chinamero Gustavo Leytón y Ramón Rodríguez.

“El beisbol es parte de la cultura nicaragüense, lo traemos en la sangre como el boxeo. El béisbol es el deporte rey de los nicaragüenses y aquí te das cuenta de la alegría, de la tranquilidad y de la paz que está disfrutando el pueblo”, comentó Rodríguez, todo un personaje en las redes sociales.

serie1

Añadió que el lleno total que tuvo el estadio los tres días demuestra que el deporte une a los nicaragüenses.

Leytón que por asuntos de trabajo no participó del primer y segundo juego, si pudo asistir al tercer juego y aunque Nicaragua perdió, está satisfecho porque formó parte de una serie histórica.

“Esto es lo que percibimos, vivir en paz, vivir en alegría y a como dice el Comandante Daniel, Nicaragua es de todos y aquí nos alegramos todos con el beisbol. Esta es la paz que queremos, esta es la alegría que todos deseamos para trabajar y sacar adelante este país”, señaló Leytón.

serie1

La delegación visitante dirigida por el manager Juan Igor González dio las gracias al pueblo y autoridades nacionales por las atenciones que recibieron a lo largo de estos 5 días que estuvieron en suelo nacional. Al final del partido, los peloteros de ambos equipos se saludaron y abrazaron.

La serie concluyó con una ceremonia de clausura en la que el Presidente de FENIBA Nemesio Porras, en nombre de la federación hizo entrega de reconocimientos al histórico dirigente puertorriqueño Oswaldo Gil, al manager puertorriqueño Juan González y al manager de Nicaragua Julio Sánchez.

serie1

Selección de Puerto Rico eternamente agradecida

Los delegados del equipo puertorriqueño expresaron su agradecimiento al pueblo nicaragüense por todas las atenciones que brindaron a sus peloteros.

"Le damos las gracias al pueblo nicaragüense por esta gran serie, por el recibimiento que nos brindaron, por el cariño que nos demostraron. Estaremos eternamente agradecidos del pueblo nicaragüense por esta gran serie que espero se vuelva a repetir", dijo José Quiles, presidente de la Federación de Béisbol de Puerto Rico.

En tanto, el vicepresidente de la misma Federación afirmó que regresan a su país en deuda por todo el cariño y atención que recibieron en Nicaragua de parte de las autoridades de FENIBA, representada por el ex pelotero Nemesio Porras.

"Estamos eternamente en deuda, las atenciones fueron a flow (excelentes), por encima de las expectativas, el pueblo nicaragüense por el momento que hemos vivido compartiendo todas las gestiones que ellos hacen en base a nuestro gran ídolo Roberto Clemente y en definitiva, todo el apoyo que hay de parte de la Federación de Béisbol de Nicaragua, es un evento espectacular y una experiencia inolvidable", dijo el vicepresidente de la Federación de Puerto Rico, Carlos Príncipe.

Agradecieron por el trato recibido en todas las áreas., incluyendo la sabrosa comida que disfrutaron en Nicaragua.