La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz dio a conocer un pronunciamiento donde expresa su satisfacción ante el reciente encuentro que sostuvo el Presidente de la República de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra y la vicepresidenta Rosario Murillo con representantes del sector privado del país, en aras de una negociación constructiva y transparente por el bien de la nación.

También puedes leer:

A continuación el comunicado número 0005-2019 íntegro:

Comisión de la Verdad, Justicia y Paz

República de Nicaragua

La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz, recibe con satisfacción el intercambio abierto que recientemente sostuvo el Gobierno de la República, a través del Presidente y la Vicepresidenta, con representantes del sector privado de Nicaragua, el acompañamiento del Cardenal Leopoldo Brenes y el Nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag. Este acto coincide con el llamamiento que permanentemente ésta comisión ha sostenido por una solución pacífica.

Estamos convencidos de la justeza de la negociación constructiva y transparente, en donde el bien de la nación prime sobre los intereses particulares de los participantes. Definitivamente, en actos como este, los vacilantes son sus detractores, aquellos que anteponen sus deseos personales y egoístas al clamor de la patria y el pueblo en general.

Esta Comisión anima a todos los sectores de la sociedad nacional a apoyar este significativo esfuerzo y desafía a las partes a darles forma y contenido a la brevedad posible.

Igualmente celebramos el encuentro reciente entre el Gobierno de la República y representantes de la OEA, cuya realización posibilita el camino del entendimiento mutuo en beneficio del pueblo nicaragüense.

Por otro lado, comunicamos a la opinión pública que el miércoles 13 de febrero de 2019, visitamos lo municipios de León y Nagarote en donde continuamos recopilando documentación y testimonios sobre los acontecimientos que violentaron la tranquilidad de ambas poblaciones, durante los meses de abril a mayo 2018.

Asimismo, agradecemos a quienes han acudido a nuestras oficinas para registrar sus denuncias, las que fortalecen nuestra investigación.

De mucha relevancia para nuestro mandato, lo constituyen las reuniones de trabajo que hemos venido sosteniendo con funcionarios de la Policía Nacional y el Ministerio Público, con el objetivo de profundizar nuestro conocimiento e investigaciones respecto a lo realmente sucedido con cada persona fallecida durante los disturbios que ya todos conocemos.

Consideramos, luego que concluyamos nuestras visitas de campo e investigaciones in situ, que estaremos en condiciones de llegar a una conclusión ajustada a fundamentos científicos y testimoniales, sobre la suerte dramática que corrieron nuestros hermanos nicaragüenses.

Reiteramos nuestro llamado a continuar sosteniendo la paz alcanzada y apoyar los esfuerzos de una negociación incluyente, seria y franca.

Managua, a los diecinueve días del mes de febrero de dos mil diecinueve.