Autoridades del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (Ipsa) se reunieron con especialistas en ingeniería biogenética de Cuba para hablar del programa de control integrado de garrapatas en ganado que ha introducido al país un producto biológico llamado Gavac.

Dany Pérez Pérez, especialista en ingeniería biogenética de Cuba, explicó que este producto que se introdujo en el país hace dos años se utiliza en Venezuela, Brasil, México y Panamá.

El producto "tiene como objetivo disminuir y controlar la infestación de garrapatas presentes en el ganado bovino y de esta manera también disminuir la incidencia de las enfermedades parasitarias que tanto daño hacen a la economía de la ganadería", aseguró Pérez.

IPSA1

Destacó que uno de los beneficios de Gavac es el alargamiento del intervalo entre los baños, ayudando de esta manera a la economía del ganadero y evitando la contaminación ambiental.

"En países como los nuestros los baños generalmente se realizan cada 8 a 7 días por la alta intensidad de garrapatas, pero con el programa de control integrado de garrapatas alargamos el periodo, por lo tanto, esto es un beneficio para el animal, menos contaminación y beneficio para la economía del productor al gastar menos dinero en la aplicación de químicos", apuntó el ingeniero cubano.

Por su parte, Wilmer Juárez, director de Salud animal Ipsa, enfatizó que la implementación de este producto biológico ha venido a ser una alternativa para disminuir los posibles residuos en productos lácteos y cárnicos.

 

"Viene a disminuir un poco el uso de garrapaticidas que pueden tener un efecto negativo por el tema de residuos en productos lácteos y cárnicos y estos son aspectos que hemos venido trabajando con el pueblo hermano de Cuba", subrayó

Pastos, vacunas y otras tecnologías han sido bienvenidas en el país para mejorar la producción ganadera.