La demanda turística se incrementa en la temporada de verano y la ciudad de Granada es uno de los destinos más visitados, razón por la que los diversos negocios desde ya están preparados para satisfacer la demanda de quienes la escojan como destino perfecto para vacacionar y apreciar su arquitectura colonial y sus bellezas naturales.

Para los que gustan de las frutas, ya sea en bebidas o postres, el negocio conocido como La gran fruta ubicado en el centro turístico, les ofrece batidos, helados, frutas caramelizadas y otra variedad de productos para refrescarse de manera natural en este verano.

“Nosotros estamos muy contentos porque en este inicio de año hemos superado las expectativas y eso nos demuestra que la temporada alta del verano será muy buena para nosotros, ofrecemos al público variedad de batidos naturales, ensalada de frutas y hemos innovado en algunos productos como las choco fresas, choco uvas y los populares choco bananos. Ya estamos listos a espera de todos los miles de visitantes que vienen al lago de paseo y estamos confiando en Dios y en el pueblo que nuestras ventas serán igual de buenas que en años anteriores”, destacó José Marcial Galán, propietario.

granada

Visitar la Gran Sultana implica saborear un delicioso vigorón acompañado de un gran vaso de refresco de grama, por esa razón el quiosco el gordito ubicado en el parque central de la ciudad ya cuenta con el personal suficiente para atender a cada visitante e inmortalizar su visita a través del tradicional platillo de los granadinos.

granada

“Ya estamos atendiendo a los veraneantes, vemos que el turismo nacional va en aumento y los turistas extranjeros están de regreso a nuestra ciudad, lo cual se vuelve un factor importante para nosotros los pequeños negocios. Somos un país hermoso y tenemos una de las ciudades con más colorido y eso nos permite ofrecer nuestro delicioso vigorón, este año contamos con un menú más amplio, ofrecemos vaho, comida a la carta y sin faltar nuestras bebidas cómo grama, cacao y vamos poco a poco creciendo en dependencia de la cantidad y la exigencia de los turistas”, subrayó Francisco Gómez, propietario de quiosco el gordito.