Con el regreso a clases miles de niños y niñas de todo el país empezaron a recibir la merienda escolar que se les garantiza desde que llegó al Gobierno el Frente Sandinista.

Para conocer un poco lo que significa para los niños y padres de familia el poder contar con el desayuno escolar visitamos el colegio Rubén Darío, ubicado en la comarca Santo Domingo, del distrito uno.

En este colegio como en todos los colegios públicos se creó el Comité de Alimentación Escolar, es decir, una comisión de padres que se encargan de preparar la comida, llevar el control de los alimentos en bodega y realizar la distribución de alimentos elaborados.

En ese distrito, la merienda escolar llega a cuarenta y cuatro escuelas públicas, subvencionadas y preescolares comunitarios.

A las siete de la mañana los niños y niñas de preescolar y primaria hacen fila para lavarse las manos y posteriormente pasar al comedor con sus platos o panas en mano, para comer un delicioso desayuno acompañado de una bebida vitaminada.

"Este alimento impacta porque da tranquilidad al niño y de esa manera puede recibir con mejor entusiasmo sus clases y es una gran ayuda a los padres como en estas comarcas", expresó la delegada del distrito uno, Aura Real Mejía.

El niño Javier Pineda, de primer grado, comentó que todos los días come en el colegio.

"Vengo a comer aquí porque la comida es rica. Nos dan pinolillo, arroz, frijoles, huevo y pollo".

Asimismo, Génesis Mercedes Rivas Zepeda dijo: "En la mañana que venimos nos lavamos las manos y hacemos fila para que nos sirvan la comida".

La madre de familia Mercedes Rivas, comentó que "muchos padres a veces no tienen los recursos para mandar a los hijos desayunados por eso este programa de alimentos del gobierno es excelente y espero que sigan haciendo estas labores y nosotros los padres apoyar, porque no todo se lo tenemos que dejar al gobierno porque son nuestra responsabilidad".