La vicepresidenta compañera Rosario Murillo, dio lectura a una parte del mensaje que la delegación de Nicaragua expondrá este jueves durante el Encuentro Martiano, que se desarrolla en Cuba.

“Esta tarde nuestra delegación ante el Encuentro Martiano que se desarrolla en Cuba, sobre el indispensable equilibrio del mundo, estará presentando el saludo fraterno del pueblo y gobierno de Nicaragua”, comentó.

“Decimos que allí estamos y aquí estamos, pueblos valientes, pueblos hermanos, movimientos sociales, partidos, intelectuales, religiosos, periodistas y representantes del heroísmo de quienes en el planeta queremos convivencia armoniosa y pueblos, gobiernos y organismos dialogantes, cuya prioridad sea como es y como debe ser: la paz y el desarrollo fraternal, civilizado y justo”, leyó la vicepresidenta.

“En nuestra Nicaragua nos empeñamos en continuar desarrollando un modelo cristiano, socialista y solidario que propone vida, luz y verdad, como dicen y decían nuestros próceres y maestros, para desde la justicia y el bien común asegurar derechos esenciales que sustenten dignidad, bienestar y mejoría en la vida de todos”, agregó.

En el mensaje se expone que “como sabemos, nuestros pueblos han sido agredidos, ofendidos y acribillados en nuestros propósitos de paz y buena voluntad; pero grandes en fortaleza espiritual, con tanta historia de fortaleza y lucha hemos logrado ir aplacando los apetitos tenebrosos, aunque como todos sabemos seguimos en la mira de quienes buscan apagar nuestra luminosidad. Hablamos de nuestros pasados heroicos formidables y nuestro aprendizaje para continuar librando todas las batallas sin oscurecer las esperanzas que nadie puede arrebatarnos porque son inherentes a nuestras almas e identidades que hemos sabido y sabemos defender nuestra cultura de trabajo y paz, nuestra cultura de justicia y paz”.

Además, se señala que “los desafíos son inmensos e inéditos, y por más injustos e incalificables, como todas las embestidas que se viven en América Latina, sabemos que con paciencia, perseverancia y valentía los enfrentaremos y los transcenderemos, porque no nos es ajena la hidalguía, no nos es extraña la entereza, no disimulamos la política injerencista e intervencionista, y al contrario, sabemos que tenemos la fortaleza espiritual para avanzar”.

Añade que “tenemos el orgullo de nuestros legados y patrimonios heroicos, el equilibrio del mundo solo será posible con la victoria del amor y la buena voluntad, del amor como el sentimiento más profundo y humano, así lo cantaba Martí, así lo cantaba Darío, así lo reflejaba Bolívar en su desprendimiento libertario. Así hablaba y habla Fidel con sus testimonios de maestro espiritual, visionario, inmenso. Así nos predicó Chávez el comandante eterno. Son días difíciles los que vivimos, pero días para apegarnos a todos los valores, al avance de la civilización y al derrotero común que la historia nos impone. Vida, luz y verdad, cual triple llama, produce la interior llama infinita, el arte puro como Cristo exclama: Yo Soy la Luz, la Verdad y la Vida”.

Finalmente, dijo que en “Nuestramérica caribeña, vive la paz y el cariño, y que mientras Nuestramérica caribeña tenga hijos que la amen, seremos libres y triunfaremos”.

Consulte en el siguiente Enlace la presentación de Nicaragua en la Conferencia Martiana por el Equilibrio del mundo