El hospital Fernando Vélez Paiz celebró su primer aniversario resaltando las atenciones brindadas durante este año y festejando al niño Hayssel Suazo, quien fue el primer bebé nacido el 23 de enero de 2018, fecha en que se inauguró el hospital.

La doctora María Virginia García, pediatra y directora del hospital, indicó que la salud en Nicaragua avanzó al contar con el primer hospital de alta tecnología.

"Es un año de avances porque Nicaragua contó con el primer hospital de alta tecnología, condiciones nunca vistas antes y que sólo el comandante Daniel y la compañera Rosario han podido darle al pueblo nicaragüense", explicó García.

"Han sido 365 días de retos que hacemos cada día con mucho amor todo el personal desde los agentes de seguridad, personal de limpieza, enfermería y todo el hospital comprometido para que sea un modelo", apuntó.

Sobre las atenciones detalló que a lo largo de este primer año el hospital atendió 4 mil 39 nacimientos y 217 mil 492 consultas; además se ingresaron al hospital 17 mil 466 personas; y se realizaron 9 mil 230 cirugías.

Salud de calidad y con calidez

Gleysi Solórzano, de 22 años, madre del niño Hayssel Suazo, mostró su agradecimiento al Gobierno Sandinista por construir las instalaciones en las que su vástago vino al mundo en las mejores condiciones.

“Le doy gracias a Dios y al comandante Daniel porque se acordaron de mi niño. Es una gran sorpresa que no me la esperaba”, expresó.

“La atención que me brindaron aquel 23 de enero que vine a dar a luz fue excelente. Cada vez que lo traigo me lo atienden bien. Cuando nació el niño me sorprendieron al entrar al cuarto con un regalito, fue hermoso ver cómo me atendieron y más a mi niño”, relató.

Al cumplir este primer año el hospital, a través de los televisores instalados se mostraron videos y fotos de las atenciones.

“Es un hospital de primera categoría, los médicos son muy amables y las enfermeras. Nosotras hemos sido bien atendidas desde que mi mamá se fracturó la cadera. Ella ingresó a finales de diciembre y ya está operada y no tuvimos que pagar absolutamente nada”, dijo Martha Vázquez, mientras esperaba ser atendida.

Otra de las pacientes que quiso expresar su valoración es Gloria Cano, que lleva seis meses viviendo en Nicaragua, tras residir por más de veinte años en Estados Unidos.

“Nicaragua, cuando yo me fui estaba muy pobre y hoy veo muchas cosas bonitas, veo la carretera a Masaya y esta estructura. Si Nicaragua sigue así veremos cosas mejores y positivas”, comentó Gloria.

“Cuando vine de Miami y miré la estructura de este hospital me encantó, me recuerda cuando me atendían en el Jackson. Los doctores son jóvenes y muy profesionales. Yo tengo azúcar y acá nos dan el tratamiento y me la mantienen controlada”, relató.

Gloria resaltó que el hospital “se mantiene limpio, la estructura por fuera es excelente y por dentro ni se diga”.

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital

hospital