El Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Denis Moncada, mediante una larga y detallada carta enviada al Secretario de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, motivó la decisión de su Gobierno de expulsar del país a las dos misiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) y el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

La carta hace un recorrido por todas las etapas que han marcado las relaciones no fáciles entre el Gobierno de Managua, el organismo regional liderado por Almagro, pero en realidad dirigido por Washington y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Relaciones no fáciles porque la Comisión y Almagro han trabajado y aún lo hacen para desestabilizar al gobierno sandinista. Los manifestantes armados se convierten en manifestantes pacíficos en búsqueda de espacios de democracia. La voluntad de diálogo manifestada en varias ocasiones por el Gobierno se ha convertido en un cierre claro de parte de cada instancia de la oposición. Al Comandante Ortega, elegido democráticamente, lo pintan como un déspota, al igual que a su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

Moncada escribe: "Nuestro gobierno no puede dejar pasar por alto su irresponsable intervención en la XV Cumbre Latinoamericana de Marketing Político y Gobernanza, realizada en Miami del 5 al 7 de septiembre de 2018, donde Usted, señor Secretario General, Luis Almagro, expresó de manera acusadora y amenazante ‘es inadmisible que otro país del continente se vaya por el despeñadero de la dictadura. Debemos ser conscientes de que no podemos permitirlo y que debemos en cada caso dar las respuestas de la comunidad internacional para asfixiar la dictadura que también se viene instalando en Nicaragua que aspira a sofocar la dictadura en Nicaragua’".

Palabras reveladoras que ponen de manifiesto la participación de Almagro en la escalada criminal e intervencionista, promoviendo acciones terroristas contra el orden político, económico y militar en violación de los derechos humanos del pueblo nicaragüense y del derecho internacional.

Versión original: Nicaragua, lettera ad Almagro sull'espulsione degli esperti dei Cidh