La Vicepresidenta de la República, compañera Rosario Murillo, al concluir la ceremonia de la XXIII Graduación del Centro Superior de Estudios Militares “General José Dolores Estrada”, expresó que para Nicaragua son días especiales al recordar el heroísmo del padre Gaspar García Laviana y al felicitar a los cincuenta y seis cadetes que hoy tienen el compromiso de fortalecer la seguridad de Nicaragua de la mano de Dios y la virgen María.

Queridas familias de nuestra Nicaragua qué hermoso acto este once de diciembre, fecha especial para nosotros porque conmemoramos a Gaspar y a los compañeros que con él ofrendaron sus vidas para que Nicaragua viva en paz, para que Nicaragua sea libre a como es, para que Nicaragua sea la patria que todos queremos y todos soñamos”, manifestó.

Conmemorar a un sacerdote, a un comandante guerrillero y conmemorar en heroísmo aquellos días heroicos, ahora vivimos otro tipo de horismo, conmemorarlo y celebrar la vida, el cariño y la paz que no es cualquier cosa. Tenemos tesoros patrimoniales, tesoros humanos que constituyen un legado, un patrimonio, una inspiración, un ejemplo para los jóvenes y para las familias en nuestra Nicaragua, reflexionó.

Un pueblo cristiano y devoto

La compañera Rosario Murillo afirmó que cada nicaragüense sigue prosperando gracias a las bendiciones de Dios y de la virgen María.

Seguimos avanzando con la bendición de Dios nuestro Señor, con la bendición de la Virgen María que acabamos de conmemorar en grande en nuestro país y en estos días de navidad nos celebramos con buena voluntad y también invocamos al Niño Dios para que nos traiga bendiciones abundantes y sobre todo que renazca el amor en los corazones de todos y que seamos cada vez más capaces de reunirnos, de encontrarnos, de entendernos y de fortalecer todos juntos en dignidad el amor a Nicaragua y el amor entre todos para que la estabilidad y el desarrollo sigan”, afirmó.

También, la compañera Rosario Murillo enfatizó en el mensaje del presidente, comandante Daniel Ortega, un mensaje que llama al compromiso de luchar por la paz, la estabilidad y la lucha contra la pobreza.

Celebramos el discurso de nuestro presidente, ese saludo y compromiso con la paz en Nicaragua y saludo y compromiso no solo con la paz sino con todo lo que representa la paz, la estabilidad y el avance en los programas de lucha contra la pobreza, dijo.

Ratificó que el Buen Gobierno Sandinista sigue batallando para avanzar en la lucha contra la pobreza.

Y ese de verdad es el plan de Dios para Nicaragua. Un país que sabe vivir en paz, que sabe apreciar la paz y un país donde además cada día fortalecemos la capacidad de convivir armoniosamente desde la familia y la comunidad”, aseguró la compañera Rosario Murillo.

Nicaragua es un pueblo de valores

Finalmente, mencionó que Nicaragua es un pueblo de fe, de devoción, de tradición y desde los valores culturales, desde los nuestros legados heroicos patrimoniales vamos avanzando.

Nos sentimos todos los días orgullosos de avanzar en valores, orgullosos de avanzar desde la fe, desde nuestras creencias sagradas que nos vuelven fuertes, que nos vuelven firmes,que nos vuelven sólidos en todo lo que queremos hacer precisamente para que las familias nicaragüenses vivamos como merecemos vivir en paz, seguridad, estabilidad y en rutas de desarrollo,procesos de desarrollo, programas que validen el derecho de los y las nicaragüenses a trabajar y vivir bendecidos, prosperando y en victorias”, dijo la compañera Rosario Murillo.

"Vamos avanzando, creciendo cada día en compromiso de paz, de estabilidad y de progreso, de prosperidad para alegría de las familias nicaragüenses".

"Así vamos, así lo quiere Dios y es precisamente el compromiso que se ha ratificado el día de hoy, que ha ratificado nuestro comandante Daniel",sostuvo.