A las 6 de la tarde, con el grito de “¿Quién causa tanta alegría?” dado por la alcaldesa Reyna Rueda desde el altar de la Alcaldía de Managua en la Avenida de Bolívar a Chávez, este 7 de diciembre se celebra la tradicional Gritería en honor a la Virgen María, Reina de la Paz.

Rueda agradeció a Dios por la oportunidad de tener vida y poder seguir viendo y sintiendo esa dulzura y devoción por la Madre Santísima, "y efectivamente desde nuestro altar hecho con mucho cariño y amor de parte de los trabajadores de la Alcaldía de Managua", indicó.

Asimismo, “se sigue en unión familiar celebrando estas fiestas de Navidad, pero sobre todo pedirle que nos siga dando esa fortaleza, sabiduría, que sigamos fortaleciendo entre todos la paz y la armonía”, acotó.

A la vez, por esa fortaleza y respaldo incondicional al Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo.

Por su parte, el Vicealcalde Enrique Armas expresó: “este 7 de diciembre está lleno de algarabía desde la Avenida, en un día especial”.

Familias participan en concurso
Posteriormente se hizo un recorrido para visitar a las familias que participan en el concurso municipal de altares 2018.

El compañero Clemente Guido, director de Patrimonio Cultural de la Alcaldía, dijo que hay 250 familias participando en el concurso, los que fueron visitados desde las 3 de la tarde por el jurado hasta llegar al último.

Los parámetros tomados en cuenta son originalidad, creatividad, uso de elementos tradicionales como artesanía, flores y otros.

Guido manifestó que serán escogidos tres altares por distritos y este 10 de diciembre se tendrá la lista de los 21 ganadores, así como las menciones especiales.

El premio para el primer lugar será de 9 mil córdobas, para el segundo 7 mil y el tercer lugar 5 mil. A los que tengan menciones especiales se les entregará 3 mil córdobas.

La alcaldesa de Managua visitó algunos de los altares concursantes como el de Lenon Torres, quien explicó lo que significa la celebración de la Santísima Virgen del Trono para su familia: “representamos en mi hogar, este dogma, esa verdad de fe que la Iglesia sostiene y que nosotros como nicaragüenses tenemos muy enraizados en nuestros corazones y nuestra cultura”.

Parte de la decoración incluía elementos tradicionales y artesanías como gigantona, chischiles, matracas, maracas, dulces, máscaras, flor de madroño y los colores de la bandera.

Mucha devoción

Señaló que la imagen es de devoción familiar y lo característico es que fue elaborada por él mismo, ya que su familia por muchos años se dedicó al arte y a la restauración de imágenes religiosas.

Otro altar es el de doña Lesbia Sánchez quien lleva toda una vida de celebrar a la Virgen y 5 años participando en el concurso. Este año la imagen de la Virgen fue decorada con elementos marinos, al ser considerada como la Perla del mar.

Me siento contenta de estar participando y estar animando a la gente a que celebremos a nuestra Madre Santísima, que vela por la paz de Nicaragua, porque es lo que los nicaragüenses queremos”, afirmó Sánchez.

Nosotros muy emocionados, muy contentos, viendo el derroche de devoción, es una alegría, una bendición celebrar cada año a nuestra Madre Santísima y cada uno de los altares están bellísimos, y se ve el amor y el cariño, la devoción sobre todo la participación de la familia”, manifestó la alcaldesa de los capitalinos.

Otro de los altares visitados fue el de Dolores Reynosa, el que era animado con mariachi cada canto. Ella indicó que trajo una réplica de la Virgen del Trono desde Chinandega, que es una devoción de familia que lleva 50 años de celebrarse.

Y este altar lo quise hacer este año así, porque podemos ver cómo, el fondo tiene las tres divinas personas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (…) para ver qué protección tenemos en Nicaragua con la Virgen y también los corazones rojos porque sufrió mucho cuando murió su hijo y ella nos está sosteniendo en Nicaragua para que todo salga bien, para que estemos contentos, alegres”, aseveró.