El segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), comisionado mayor Fayle Roa presentó jueves a dos terroristas que aterrorizaron a las familias en San Carlos y Jinotega

Los delincuentes cometieron una serie de delitos que fueron investigados por la Policía Nacional para ser remitidos junto a las evidencias, a las autoridades competentes.

El primer reo presentado por el jefe policial fue Fredy Alberto Navas López, de 45, años, que cometió los delitos de asesinato, crimen organizado, secuestro, lesiones gravísimas, asalto, portación o tenencia ilegal de armas de fuego y entorpecimiento de los servicios públicos en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense.

El 20 de abril del 2018, el mencionado sujeto junto con otros delincuentes con armas de fuego atacaron las instalaciones del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en Nueva Guinea. Lanzaron piedras y disparos de morteros causando lesiones graves a trabajadores y al compañero policía que resguardaba las instalaciones.

El 12 de julio del 2018 organizó y financió a delincuentes armados en el empalme el Morrito, en el departamento de Rio San Juan y el empalme de Lóvago, en el municipio de Acoyapa, del departamento de Chontales.

Atacan Policía

Atacaron con armas de fuego la delegación policial en el municipio de Morrito donde asesinaron a cuatro hermanos policías, secuestraron e hirieron gravemente por impacto de balas a 12 compañeros y comparas policías.

Asimismo, atacaron la alcaldía de Morrito donde asesinaron al profesor Marvin Ugarte, dijo el jefe policial, quien mostró fotografías de las escenas del crimen y donde aparecen los impactos de balas.

La DAJ presentó declaraciones de 23 testigos que reconocen al referido delincuente al que identifican como uno de los principales cabecillas de los grupos delincuenciales de los hechos criminales ocurridos en los departamentos de Rio San Juan, Chontales y Zelaya Central.

Otro terrorista en el banquillo

El segundo caso es el del detenido Franklin Javier Rivas Avilés, de 30 años de edad, en el departamento de Jinotega. La fuerza pública le acusa de haber cometido los delitos de homicidio, crimen organizado, secuestro, lesiones gravísimas, asalto, portación o tenencia ilegal de armas de fuego y entorpecimiento de los servicios públicos en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense.

El referido delincuente, junto a otros compinches colocó tranques de la muerte armados en los sectores conocidos como la Punta de Plancha Sur y en el barrio Panorama en la ciudad de Jinotega, donde cometieron los delitos de asaltos, secuestros, torturas, lesiones y obstaculización de la libre circulación vehicular en el departamento dicho departamento.

Incendian vivienda

El 21 de junio del 2018 en el barrio Panorama, de Jinotega, el delincuente y otros compinches realizaron disparos con armas de fuego y utilizando bombas molotov incendiaron la vivienda de Luis Ángel Blandón Picado, promotor de salud que estaba con su esposa e hijos, a los que amenazaron con quemarlos vivos.

Dentro de las evidencias con las que cuenta la policía contra este delincuente, se encuentran inspección de la escena del crimen, ocupación de armas de fuego y artesanales aptas para el disparo utilizado en la comisión de los delitos más 31 declaraciones de testigos de personas que identifican plenamente al detenido como cabecilla.

Asimismo, le ocuparon 3 escopetas calibre 12, un fusil AK-47, armas artesanales aptas para el disparo, seis lanza morteros, dos cargadores de fusil AK, 38 cartuchos de fusil AK, seis cartuchos de fusil AK percutidos y un casquillo de fusil BZ percutido más tres casquillos percutidos de calibre 38.