Ferson Castillo, hijo de Roberto Castillo y hermano de Cristopher Castillo, ambos asesinados por terroristas en el departamento de Carazo, denunció la manipulación con fines políticos de la imagen y memoria de sus familiares.

Castillo llegó a la Catedral de Managua para retirar las cruces que los terroristas apañados por los sacerdotes católicos, instalaron en los predios de ese templo para manipular a la opinión pública sobre las muertes que provocaron durante casi tres meses de desestabilización y violencia.

“Nadie se imagina por todo lo que nosotros hemos atravesado, meses de terror en los tranques. Los tranques nos arrebataron la vida de nuestros familiares. Truncaron la vida de mi hermano, un joven apenas de 21 años, estudiante universitario, con grandes deseos de superación. Por eso estamos aquí hoy retirando estas cruces porque no creemos correcto y no creemos conveniente de que manipulen y que por fines políticos que tengan ciertas personas, se presten a jugar con el dolor ajeno de las familias nicaragüenses”, dijo el joven Ferson Castillo.

“Al igual que nosotros familiares de estas dos víctimas asesinadas, igual también hay muchas familias que tienen ese dolor y me imagino que muchas de esas familias deben estar las cruces aquí de sus familiares siendo manipuladas”, denunció.

“Por eso el día de hoy nos préstamos a venir a retirarlas porque estas cruces son nuestras, son de nuestros familiares y nosotros sabemos cómo sucedieron esas muertes. Estas muertes sucedieron con los tranques, con esos tranques de terror, con esos tranques asesinos. Esos tranques fueron los que le quitaron la vida a estas dos personas por el simple hecho de ser sandinistas, por el simple hecho de mantenernos firmes en nuestra convicción y en nuestra ideología política”, aseguró Castillo.