La Compañera Rosario Murillo, Vicepresidenta de Nicaragua destacó en su mensaje de este viernes que nuestra patria es un pueblo lleno de Alegría, de Esperanza, de Fe, de Unidad.

Un pueblo animado y alentado en espíritu, fortalecido en fe, fortalecido en el Espíritu Santo, y todos los días se propone dar un paso más hacia adelante, trabajando duro. Trabajando, emprendiendo y prosperando.

Hizo lectura de un texto que destaca que el corazón de Jesús es un corazón gozoso: “Estamos acostumbrados a pensar en Jesús, mientras predica, mientras cura, mientras va por la calle hablándole a la gente o cuando sube a la cruz, pero no estamos muy acostumbrados, dice la lectura que estamos compartiendo, a pensar en Jesús sonriente, alegre”, subrayó.

Agregó que “Jesús siempre estuvo lleno de Alegría, una alegría que nacía de su relación íntima con el Padre y es precisamente de esta relación con el Padre en el Espíritu Santo donde nace esa alegría interior de Jesucristo, de esa alegría que nos da todo el tiempo”.

Es por eso, enfatizó, que decimos que nuestra Nicaragua es una Nicaragua de Alegría, de Esperanza, de Fe, de Unidad, por eso decimos que en Nicaragua…

Cuando el Sol nació

Cuando el Sol salió

Cuando el Sol volvió

Nos llegó una luz de libertad

No. Ya no, nunca más la oscuridad

Ahora sí, libertad, igualdad, fraternidad

Y otra, y otra vez triunfará

Nicaragua, triunfará

Porque hay paz, hay amor y dignidad

Cuando sol que yo veo aquí se alza con fe,

yo no tengo, yo tengo ni un temor,

yo ya sé que viviré, en unidad, comunidad

yo ya sé que Nicaragua triunfará

Y otra, otra vez triunfará Nicaragua, triunfará

Porque hay paz, hay amor, hay alegría, hay dignidad

La Compañera Rosario reiteró que por eso todos sabemos que vamos adelante, que Nicaragua triunfará una y otra vez, porque hay paz, hay alegría, hay amor y hay dignidad.

“Pueblo libre. Pueblo digno. Pueblo alegre. Pueblo de fe. Pueblo cristiano. Pueblo generoso. Pueblo solidario. Pueblo creyente. Sabemos que vamos adelante y que Nicaragua y el pueblo nicaragüense, una y otra vez, triunfarán y triunfaremos”.

La Vicepresidenta dio lectura a un artículo del Periodista Edwin Sánchez.

“He recibido hoy este artículo del compañero Edwin Sánchez que nos habla de cómo Nicaragua es parte bendita de la historia, es parte bendita de los pensamientos, dice Edwin, del Eterno, de Dios Nuestro Señor”.

Continuó dando lectura:

“El compañero nos escribe aquí y nos narra el último encuentro de nuestro Presidente, mi persona con el Pastor David Spencer. “¿Cómo explicar?”, dice, “que dos meses antes de que las fuerzas tenebrosas del infierno hicieran lo que hicieron con nuestro país que destacaba en justicia social, seguridad ciudadana y efectividad económica, ¿Cómo explicar que ese varón de Dios, a poco de recibir el llamado a gozar de la eternidad, profetizó mejores tiempos para Nicaragua, y bendijo desde lo profundo de su corazón al Presidente Daniel Ortega, a la Vicepresidenta Rosario Murillo?”

"¿Es que estaba equivocado el pastor David Spencer? Veamos. En una noche de luz, se produjo un acto que no fue el protocolario de rutina. Lo del 24 de febrero, con el Pastor David Spencer fue trascendente, porque se alinearon varios hechos: oración, historia, profecía y bendición".

"El pastor David Spencer recibió la ciudadanía nicaragüense y la Orden de la Independencia Cultural Rubén Darío".

"Ningún gobierno, dice el compañero Edwin Sánchez, desde 1838, cuando Nicaragua se separa de la Federación de Repúblicas de Centroamérica, miró como iguales y con derechos ciudadanos a aquellos que no profesaran la religión oficial del Estado ni llevaran los “ilustres” apellidos de la alcurnia".

"El desprecio a los evangélicos y a los de cuna desconocida fue una constante durante el siglo XX, hasta que triunfó la Revolución Sandinista en 1979".

Sigue leyendo la Compañera Rosario a Edwin:

En el 90, “tras el arribo de regímenes de derecha conservadora, los protestantes en pleno siglo XXI volvieron a ser tenidos en menos junto a los despreciados de siempre: los pobres".

"En 2007, el ascenso al poder de las fuerzas vivas que componen el sandinismo y sus aliados, reinició la apertura hacia los cristianos evangélicos, amén de darle espacio y oportunidades a los descartados, como llama el papa Francisco a los más vulnerables”.

Siempre leyendo al compañero Edwin Sánchez agrega que: “Aunque podrían apuntarse varios hitos a lo largo de 11 años, el realizado en la Iglesia del fundador de ‘Hosanna’ resume esa relación horizontal con las denominaciones que integran al 40 % de la población nicaragüense, sin contar con un 15% que se declara creyente (no católico) sin denominación".

"El reverendo Spencer sabía que pronto iba a partir. El homenaje se realizó a dos meses y 22 días de su último aliento sobre la Tierra y el primero en su siguiente vida infinita".

"Después de una loable trayectoria, de esparcir la Semilla de la Buena Nueva en los surcos del país, había coronado, el Pastor David Spencer, una fructífera carrera como lo describió Pablo El tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe” (2 Timoteo 4:6-22).

"El pastor era de origen estadounidense y, como tal, amaba a Nicaragua. Y recibió con alegría la ciudadanía y la máxima distinción cultural que otorga la República a sus mejores hijos".

"El acontecimiento mismo marca una diferencia sustancial entre el caminar aglutinante, plural y nacional del sandinismo y el estancamiento de una derecha blanca, clasista, que aún hoy aborrece del aggiornamento que el papa Juan XXIII puso en movimiento. El edificante Concilio Vaticano II enderezó, con sus líderes más avanzados, la prédica de la iglesia, de la Iglesia Católica”.

“El pastor Spencer”, sigue leyendo la compañera, “cumplió el perfil que el evangelista estadounidense John Hagee, toma de un amigo de él: ‘Los espíritus de los creyentes sinceros por medio de la fe en Jesús, habiendo sido justificados con su justicia y redimidos con su sangre, tienen acceso de inmediato a lo celestial’”.

"Al dirigirse al presidente Daniel Ortega, le aseguró: “Porque dicen las Sagradas Escrituras en Efesios 1:4: ‘Yo te escogí antes de la fundación del mundo’. Usted no está ahí por estar ahí... ¡Dios te escogió! Porque Dios quita Reyes y pone Reyes, y Él le puso usted; nadie que está gobernando está ahí por casualidad’”.

"Luego, le entregó una obra escultórica que ilustra a Nicaragua: un hombre que carga una oveja lastimada. “Este aquí es un pastor, pero usted (Presidente) es el pastor y esta (oveja lastimada) es Nicaragua, la está llevando sobre sus hombros, y Dios la ha puesto en sus manos. Usted tiene a la oveja con la pierna quebrada, a esta oveja que ha perdido Esperanza, pero Dios te dará la Sabiduría para confiar en Dios, para que Él te guíe y prosperes, y que Nicaragua prospere en una forma increíble”.

“Tengo una palabra más, dijo el Pastor David Spencer y con esto termino. En Isaías 45 habla de Ciro, y dice: ‘Ciro es mi Rey escogido’, y la mano de Dios estaba sobre él y Dios lo bendijo poderosamente. Dios quiere que Usted sea ese Ciro y que agarre a Nicaragua acá, y sin duda ya lo han hecho con cuánta gente que no tenía nada, pero se esforzaron porque ustedes tienen corazón para el pobre. Esa es una de las cosas que yo admiro de ustedes”.

Dice también el Compañero Edwin Sánchez en su artículo citado por la Compañera Rosario Murillo que, “hoy está delante de ustedes, delante de todos nosotros la mayor oportunidad de todos los Tiempos de Nicaragua, y yo le digo a usted, señor presidente Daniel Ortega Saavedra, usted tiene una de las oportunidades que yo creo que ningún otro Presidente en la Historia de este país la ha tenido. Y cuando buscan dice: ‘Busca primeramente a Dios y lo demás vendrá por añadidura’. Y eso es lo que Dios va a hacer con este país, la reconstruiremos con la Ayuda de Dios”.

Invitó el Pastor “a que juntos reconstruyamos Nicaragua bajo el fundamento de los Principios Bíblicos”.

"Sin dudas, el 24 de febrero ya el líder espiritual sentía que algo se movía y vivimos tiempos de densa oscuridad. Bueno, quizás lo que traen entre manos, dice Edwin, algunos operadores de oenegés en su activismo político antisandinista, es plantearse leyes que atenten contra lo natural de Dios. Por eso el Reverendo Spencer llamó al Presidente y Vicepresidenta a oponerse a “aquellas Leyes que atenten contra lo natural de Dios, lo que Dios inventó, contra la Familia –la Familia nicaragüense es una Familia linda, preciosa–... ley en contra la niñez, contra nuestra sociedad, pero especialmente contra la Familia, porque Dios quiere levantar a este País…”. Todas estas son citas que hace el compañero Edwin Sánchez de las palabras del Pastor David Spencer.

Sigue leyendo al periodista Edwin Sánchez la compañera Rosario: "Conocedor de los que en Nicaragua son dados a criticar destructivamente todo, adelantó: Yo sé que algunos que van a oír esto van a tener otra opinión y quiero decirles algo, ustedes tienen todo el derecho de estar equivocados, ¿me entendieron? Porque esto va para arriba, se levantarán en alas como águilas, correrán y no se cansarán, caminarán sin desmayar”.

Además, ponderó “el hecho de que haya honrado el Nombre de Cristo, porque cuando se dice cristianismo estamos hablando de Cristo, eso trae una Bendición sobre este País, porque están reconociendo al Creador del Universo, y las esperanzas y expectativas mías son tan grandes para este Tiempo”.

Y sigue el Pastor Spencer, “las esperanzas y expectativas mías son tan grandes para este Tiempo”.

Cuánta profecía. Cuánta certeza, fe en Dios, subrayó la Vicepresidenta y continuó su lectura.  ¡Algo nuevo está pasando en Nicaragua!, dice. No es que no era bueno en años pasados, pero es que Dios tiene planes para este país. A Dios le gusta agarrar una Nación y no van a poder decir que está Nicaragua entre las naciones más pobres. No van a poder decir eso más, esos días se acabaron, porque este Pueblo se va a levantar y el Mundo se va a sorprender, se va a sorprender. El mundo se va a sorprender.

Dice aquí el compañero Edwin Sánchez, citando a otro evangelista“Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia”.

Sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4:29-32).

El diablo es un amargado y rencoroso. Si usted es un amargado, entienda que esto conduce a la difamación y la calumnia. Si usted difama, calumnia o habla algún tipo de malevolencia, usted literalmente está llevando a cabo el trabajo del diablo.

Estas son palabras del predicador de Estados Unidos, ya fallecido Adrián Roger, quien advierte además que, si alguien quiere vivir la mentira, amarla e incluso creer en ella y difundirla, debe comprender que “le ha dado un lugar en su corazón al diablo. Satanás es el príncipe de las tinieblas y la mentira proviene de las tinieblas”.

"Sabemos de dónde procede la mentira, la destrucción y la muerte. Por algo esos principados y potestades diabólicos quieren acabar con el Gobierno Cristiano, Sandinista, solidario. Pero ni Satanás ni sus súbditos en la Tierra podrán arrebatar las bendiciones del Santo de Israel sobre Nicaragua".

David Spencer, varón de Dios, llegó a su Casa Celestial el 16 mayo 2018. Y se fue anunciando el amor de Su Padre a nuestra nación:

“Creo firmemente que Nicaragua está bajo la Promesa de Dios. La Biblia dice en Proverbios 29:2 que cuando los justos gobiernan, el Pueblo se alegra”.

La Vicepresidenta destacó que por eso inició sus palabras de este viernes hablando de cómo nuestro pueblo alegre, un pueblo lleno de vida, de vitalidad de vigor, un pueblo lleno de gloria y para la gloria, y para la gloria de Dios en particular.

Somos un pueblo alegre, pueblo de Dios, que sabe enfrentar todas las circunstancias con el rostro lleno de sonrisas y con el rostro iluminado por el amor de Dios”.

Finalizó haciendo énfasis de que somos un pueblo lleno de amor y un pueblo cristiano, lleno de fe, un pueblo donde todos los días, en cada casa, en cada hogar, en cada familia, en cada persona, vive el amor de Dios. Y la alegría es esencialmente ese amor de Dios manifestándose y dándonos fuerzas infinitas para todas las batallas, para crear todas las victorias. “Por eso decimos seguros que Nicaragua una y otra vez, triunfará, triunfaremos”