La Compañera Vicepresidenta Rosario Murillo, instó al pueblo nicaragüense a restaurar y construir valores todos los días en la Familia, porque esos valores nos defienden en los Nuevos Tiempos que vive nuestro país.

“Esta Nicaragua que teme y ama a Dios y que todos los días le da gracias a Dios por la vida, por la salud, por la fortaleza, por el trabajo, por los Nuevos Tiempos, porque Dios restaura lo que pasó, estamos viviendo Nuevos Tiempos, Tiempos de la Paz y fortalecimiento de la Paz”, dijo.

Señaló que estos son Tiempos para trabajar y cosechar “Tiempos para plantar como dice el Eclesiastes y Tiempos para arrancar lo Plantado; Tiempo de curar, Tiempo de edificar, Tiempo para celebrar, Tiempo para esparcir piedras y Tiempo para juntar piedras; Tiempo de abrazar y Tiempo de abstenerse de abrazar; pero estos son Tiempo de abrazar; Tiempo de buscar y de perder, Tiempo de guardar y de desechar; de romper y después de coser; de callar y después hablar…Tiempo, Tiempo, Tiempo, amar, aborrecer; Tiempos de guerra y tiempos de paz”, recalcó.

No queremos guerra

Resaltó que en Nicaragua nadie ha querido ni quiere guerra. Añadió que hemos sufrido mucho a lo largo de los siglos, de las décadas por las guerras y Nicaragua quiere justicia y paz; Nicaragua quiere derechos para todos, Nicaragua quiere trabajar con tranquilidad, recuperar la vida buena y recuperar los valores de familia, de comunidad con los que hemos vivido a través de a historia, esos valores que nos hacen fuertes, explicó.

“Somos una gran familia como nicaragüenses y tenemos que restaurar esa gran familia que somos todos y en la familia restaurar los valores todos los días, construir valores todos los días, porque como hemos dicho siempre, esos valores nos defienden, nos distinguen, que provecho tiene, dice el Eclesiastes, el que trabaja, yo he visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en ese trabajo”, indicó.

“Dios Todo lo hizo hermoso en su tiempo y  ha puesto eternidad en el corazón de los hombres sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin”, resaltó.

La Compañera Vicepresidenta destacó que “siempre hemos dicho que los misterios están en los caminos del Señor. No hay para ellos cosa mejor que alegrarse y hacer el bien, hacer el bien, hacer el bien en su vida y también el don de Dios que toda persona coma y beba y goce y disfrute el fruto bien de su labor”.

Todo tiene su Tiempo

“Todo tiene su Tiempo dice el Eclesiastes, entendido, que todo lo que Dios hace será perpetuo, sobre aquello no se añadirá y de ello no se disminuirá y lo hace Dios para que delante de él, amen y teman, los hombres y las mujeres, aquello que fue ya es, y lo que ha de ser sueña, y Dios restaura lo que pasó”, expresó.

“Eso es tan importante. Tenemos esa fuerza de recuperación, de restauración”, insistió.

“Este pueblo quiere trabajo y paz, avanzar, prosperando, con el fruto de su trabajo honrado. Tenemos que ocuparnos todos de hacer posible el derecho del pueblo a aprender, emprender, a trabajar, a prosperar, a curarse, a atender su salud, a educarse; a circular por buenos caminos, buenas carreteras; a tener energía eléctrica en la casa de todos, a trabajar con energía eléctrica”, recalcó.

“Tenemos que asegurar como Gobierno y como nicaragüenses cristianos comprometidos, agua potable, saneamiento para las familias, en todo Nicaragua todos tenemos derecho y esos son derechos humanos esenciales”, concluyó.