Los familiares de Lenin Mendiola, hijo de Benigna Mendiola y Bernardino Díaz Ochoa, exigen justicia por su asesinato a manos de terroristas este sábado en Matagalpa.

Rosibell Mendiola, destacó el dolor que siente por la muerte de su hermano, “es mi hermano, un compañero militante del Frente, un ser humano más que esta gente nos arrebata simplemente por no pensar igual que ellos. ¿Qué les hacia mi hermano?, no les hacía nada".

Desmintió la manipulación de parte de los asesinos, quienes quieren afirman malintencionadamente que Mendiola apoyaba la manifestación. “Eso no es cierto. Que sean respetuosos, que no sean irresponsables. Nosotros somos sandinistas, ayer hoy y siempre y aquí vamos a estar firme, y aunque duela… yo podría decir en este momento, ojo por ojo, pariente por pariente, sin embargo, hacemos nuestro el mensaje de paz y amor que el Frente Sandinista, que el Comandante Ortega y que la militancia del Frente Sandinista nos orienta”, dijo con voz quebrada.

Pidió al mismo tiempo que cese la violencia para que no sigan ocurriendo muertes. “No hay justificación para ellos, no existe ninguna justificación para que estén haciendo lo que están haciendo. Aquí marcha el Frente Sandinista y aquí no hay un solo muerto de ellos, aquí marcha la derecha, marchan los golpistas y ahí están los resultados, ahí está mi hermano muerto”, denunció.

Explicó que el Compañero Lenín al momento de los hechos, se dirigía a comprar insumos para sembrar sus tierras, sin embargo, los terroristas lo reconocieron y se acercaron a él para acabar con su vida.

Vela5

Doña Benigna, condenó que los terroristas se apropian de la letra del himno nacional “ya no ruge la voz del cañón ni se tiñe con sangre de hermanos” pero que se dedican más bien a manchar de sangre la bandera azul y blanco con la que se cobijan para cometer sus crímenes. Dijo que no esperaba este golpe, "pero ahora, ni modo me lo tengo que aguantar".

“¿Para dónde vamos? ¿Qué estamos haciendo? Yo no creí que me hubieran matado a mi hijo esos infelices, ahora sí es cierto que estoy dolida y estoy ardida la vida con ellos porque (él) no se metía con nadie”, lamentó.

A pesar de su dolor, reconoció el respaldo del pueblo de Nicaragua que se ha solidarizado con su pérdida. “Pero un dolor de madre es un dolor de madre, yo las considero a las otras madres de que realmente sus hijos han muerto, el de la Amada Pineda que lo mataron y lo quemaron, eran casi de la misma edad eran los dos ellos. Ahora me matan al mío”, dijo casi al borde de las lágrimas.

Hizo un llamado a la derecha golpista que deje de estar matando, "porque para terminar con el sandinismo, tienen que matar al último sandinista, y aquí hay sandinistas que da gusto, y ya lo vieron en la plaza", enfatizó.

La Comandante Doris Tijerino se sumó a las voces que denuncian las atrocidades cometidas por planes de la derecha en Nicaragua. Dijo que la muerte del Compañero Lenín es una pérdida no solo para Matagalpa, sino para todo el país. “Las acciones del sandinismo, que han sido todas en búsqueda de La Paz, de la reconciliación, de la defensa de los derechos de los ciudadanos no se merecen ser respondidas con un asesinato, porque fue un asesinato, ese no fue un tiro casual, fue directo a él, fue planeada. La marcha fue utilizada de pretexto, porque no había tal marcha”, afirmó.

Vela5

Vela5

 

Vela5

Vela5

Vela5

Vela5