Hoy Nicaragua cumple cien días de estar siendo asechada por grupos golpistas a través de la criminalidad, tranques, amenazas y represiones, sin embargo, una vez más el pueblo alza su voz para pedir a Dios el restablecimiento de la paz.

Así lo hicieron decenas de nicaragüenses desde la Avenida de Bolívar a Chávez, exactamente en la Rotonda Hugo Chávez, quienes pidieron al creador que suavice los corazones de aquellas personas llenas de odio infundado y que no sigan destruyendo su paz y la de los demás.

Con música, obra de teatro y las banderas roja y negra, y azul y blanco dijeron basta ya de odio.

"Es triste ver como en tan poco tiempo se han hecho cosas horribles, destruyendo la paz que teníamos, pero Dios no ha desamparado a este pueblo y acá estamos más tranquilos porque vemos como poco a poco se va ganando la paz", Marvin Narváez.

El joven Ismael Cortez, con su bandera roja y negra, expresó que una vez más se ha defendido la dignidad del pueblo.

"No podemos permitir que una minoría de gente mala haga retroceder al país, nosotros no lo vamos a permitir y por eso hoy oramos y celebramos con música el triunfo de la paz".

"En todo este tiempo la oposición ha sembrado muerte, pero hay un Dios que todo lo ve, lo escucha y lo siente y por eso nadie que haga daño quedará sin su castigo por mínimo que sea".

Finalmente, Lilliam Martínez, trabajadora de la salud, manifestó: "Los cristianos tenemos al Señor en nuestro corazón y nuestras oraciones no han sido en vano porque miren como el pueblo ha logrado derrotar a esos terroristas".

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2

Oraciones2