Las autoridades médicas del Hospital Carlos Roberto Huembes de la Policía Nacional, amigos y colegas de trabajo de la doctora Rayneia Gabrielle Da Costa Lima, destacaron el alto espíritu humano, profesional y emprendedor de esta joven de origen brasileño que falleció la noche del pasado lunes.

Da Costa Lima tenía más de seis meses de cursar su residencia médica en el citado centro asistencial, lugar donde había logrado ganar el cariño y respeto de las autoridades, de sus compañeros de clase y colegas médicos que lamentaron su muerte repentina.

El director del hospital Julio Cesar Paladino y el subdirector Larry Úbeda subrayaron que Da Costa, era una alumna entregada y dedicada a la profesión de la medicina, carrera que estudió en la Universidad Americana, donde se estaba especializando en pediatría. En este centro asistencial se le hizo un homenaje.

Desde que ella entró a este hospital dejó muy claro la gran calidad humana y el nivel espiritual de ella como persona, sería porque practicaba la religión budista que tiene que ver mucho con el espiritualismo del ser humano, ella era bien amistosa, compartía con todos los compañeros en los turnos”, destacó Paladino.

La joven médica hizo su último turno el domingo, concluyendo el lunes. “Todavía tenemos su sonrisa en nuestra memoria, su sonrisa en fotografías que ella se tomó durante su turno esa noche y con qué amor ella hizo su turno en la especialidad que soñaba, la especialidad de pediatría, soñaba en ser pediatra”. Tan comprometida estaba con su profesión, que las autoridades médicas aprobaron una beca financiera para Da Costa, que por problemas económicos le imposibilitaba pagar sufragar sus gastos.

En su desempeño en el internado, al igual como estudiante era excelente, excelente compañera, solidaria, amable con los pacientes, muy buena calidad en sus estudios y atendiendo con mucho cariño, es decir, una excelente ser humano, una persona que nos da un tremendo dolor haberla perdido, así como nos da un gran gusto haberla tenido con nosotros, porque en todo este tiempo pudimos tener enseñanzas de ella, a pesar que estaba en el aprendizaje de la medicina, pero como ser humano nos enseñó mucho sacrificio, esfuerzo, trabajo, compañerismo y solidaridad, estamos muy adoloridos”, declaró Úbeda.

Actitud emprendedora

Da Costa además de amar su profesión de médica, también era una joven muy emprendedora, pues gustaba de la repostería, de vender artículos de bisutería, del modelaje y de las ventas empresariales.

Ella era muy alegre, carismática, ella tenía muchos deseos de superación, vendía dulces con los cuales nos alegraba el día, la verdad solo deseo que descanse en paz, que Dios le dé fortaleza a su mamá, a su papá y a toda su familia”, dijo la doctora Grethel González, colega de Da Costa.

El doctor Nixon Ortiz, fue uno de los médicos que compartió turno con la joven médico, muy conmovido, manifestó que era una gran profesional y una mujer muy solidaria.

“El día que tuvimos turnos amanecimos estudiando porque ese lunes teníamos examen, hablábamos mucho, era excelente persona, era perfecta y la verdad que me duele mucho, estamos adoloridos, la amo mucho como compañero de turno".

Hoy la comunidad médica ha sufrido una gran pérdida y nos lamentamos mucho de todo, sus amigos, sus compañeros, personas que la conocían, acá en Nicaragua hizo miles de amistades, por su carisma, por su entrega, por su dedicación, por su forma de ser, por su espíritu alegre, todas las personas que la conocieron pueden dar fe y testimonio que era una persona sincera, entregada, humanista y hoy la vamos a recordar hasta el fin de nuestros días, es una joven que lamentablemente se fue muy pronto y que ya no la tenemos y que pedimos justicia”, dijo Fernando Conde, otro compañero de clases.

Por su parte el Doctor Paladino afirmó que es una gran pérdida pero que confían en que se hará justicia.

Definitivamente es una gran pérdida para el hospital la Doctora Raynea, “Jai”, como le decíamos de cariño, todo nuestro pesar, nuestra solidaridad con su familia, con el pueblo de Brasil y tenemos la confianza y estamos seguros que las autoridades que están investigando el caso harán justicia”, dijo el Dr. Paladino.

Da Costa falleció la noche del lunes víctima de un disparo que salió del arma de un guarda de seguridad privado en el sector de Lomas de Monserrat, situación que es investigada por la Policía Nacional.