Un pueblo indignado es el resultado de más de dos meses de terrorismo cuyo único objetivo era consumar un golpe de estado.

Por ello hoy las familias de quienes murieron, de quienes secuestraron o torturaron exigen a las instituciones correspondiente justicia y derechos humanos para todos.

Las calles de Boaco y Chontales se llenaron de cientos de personas con carteles exigiendo Justicia y Reparación para todos los que han sufrido las acciones criminales del Terrorismo Golpista.

BOACO

boaco

boaco

boaco

boaco

boaco

boaco

 

 

CHONTALES

CHONTALES

CHONTALES

CHONTALES

CHONTALES

CHONTALES

CHONTALES