La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo, destacó que en Nicaragua se está celebrando a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro y pidió a la Virgen que interceda ante Jesucristo para que los corazones donde hay odio se conviertan al amor y que todos los nicaragüenses seamos constructores de Paz.

“Nosotros queremos saludar hoy a todas las coquitos, todas las Socorros, pero además acogernos a la Santa Madre de Dios en la advocación de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, para seguir orando, seguir pidiendo con fe, con certeza, con seguridad por el Milagro de la Paz y la Reconciliación en nuestro país”, dijo Rosario.

“Que los corazones donde hay odio se conviertan al amor, que salga ese sentimiento negativo que nos condena, porque realmente el sentimiento negativo en el corazón del ser humano condena al propio ser humano que alberga esos sentimientos. Nosotros le pedimos a Dios, oramos todos los días para que los corazones se llenen de cariño, de concordia, de búsqueda de entendimiento, sobre todo que nos convirtamos todos en constructores de paz que es lo que necesita nuestro país”, añadió.

La Compañera dijo que Nicaragua está consagrada a María Santísima y “los católicos le piden a la Virgen del Perpetuo Socorro que nos bendiga, que interceda ante Jesucristo para que seamos constructores de paz y salgan de nuestros corazones esos sentimientos, ese endurecimiento que nos aleja del prójimo. Todos como hermanos debemos trabajar por la paz en nuestro país”.

“Seguimos adelante con mucha fe, con mucha esperanza, con mucha oración. Vamos adelante en comunión católicos, cristianos evangélicos, en comunión orando, orando todos los momentos posibles de cada día para que se instale la paz, la seguridad y podamos verificar esa paz, esa seguridad que vamos logrando a través de las comisiones y de la buena voluntad de la mayoría de los nicaragüenses; que se verifique que podamos reunirnos y encontrarnos para continuar trabajando juntos por el bien común”, expresó Rosario.