Las familias capitalinas, emprendedoras y trabajadores expresan a diario su deseo de que se retome el dialogo, para alcanzar por esa única vía la paz que gozaban los nicaragüenses hasta hace dos meses.

Juan José Valerio Hernández es un jefe de familia en Batahola Norte. Inició su negocio de carpintería de manera artesanal y hoy ha logrado superarse gracias a la estabilidad y el progreso que el sandinismo había traído al país.

“Yo le hago un llamado ahorita, en este momento, que sigamos el camino de la paz y la tranquilidad, que sigamos trabajando, que vayamos a la reconciliación. Le hago un llamado a todas las familias que han sido manipuladas, que han sido lanzadas a la destrucción. Las familias están confundidas”, opinó, mientras finalizaba un anaquel de madera.

Dialogo1

Orlando Medina, hizo un llamado a los que protestan y usan armas para frenar el trabajo de las personas que no comparten su opinión o aquellos que necesitan trabajar a diario para conseguir sus sagrados alimentos.

“Queremos la paz y toda la sociedad eso es lo que pide, la paz del mundo y la paz de Nicaragua en especial. Nosotros trabajamos todo el día normal, vendemos tortillas, cuajadas y frijoles, tenemos 36 años de vivir aquí”, dijo el hombre habitante del Complejo Habitacional Carlos Fonseca Amador.

Dialogo1

Mientras tanto, Manuel Pérez Mairena, dueño de un pequeño comedor, repudió todo acto violento que les ha robado la tranquilidad y la oportunidad de defenderse económicamente.

“Hace dos meses las ventas venían creciendo y ahora solo logramos sobrevivir. Las ventas han venido bajando, queremos trabajar en paz, no queremos más actos de violencia y ya más bien nosotros nos sentimos presos en nuestras casas”, aseguró.

Sandra González Arguello, por su parte, coincide con el llamado de la mayoría de la población de querer trabajar en paz.

“Lo que más lamentamos son las muertes y que mucha gente está quedando desempleada. Porque tengo hermanos que han quedado desempleados por la misma situación. Nos afecta mucho esto, porque no hay ventas, no se vende nada y si no se vende nada ¿Cómo vas a pagar prestamos?”, comentó la propietaria de una miscelánea en el barrio El Recreo.

La lucha por la paz es la que inspira a don Arturo Miranda. “Hay que hacer el máximo esfuerzo par a mantener la paz. Nosotros por eso respaldamos al Comandante Daniel Ortega porque siempre ha mantenido la paz y el progreso, esta violencia que promovido la oposición ha sido malo, estamos quebrados, estamos retenidos, estamos como maneados. Antes todo el mundo estaba alegre, todo era baileo”, dijo.

Otro negocio afectado es el de Natalia del Carmen Cano. Como trabajadora por cuenta propia pide que el pueblo necesita trabajar.

Dialogo1

“Esto ahorita con esta situación se nos han bajado las ventas, porque la gente anda nerviosa, buscando como comprar comida u otras cosas entonces esto nos ha afectado constantemente, la gente vive en zozobra, esto viene a afectar grandemente a los que trabajamos también con financieras”, apuntó.

Del mismo modo, las familias se mantienen en oración por el restablecimiento de la paz para todos, independientemente de su credo religioso.

“Tenemos que soportarnos constantemente unos con otros y orar por otros, porque ya no queremos guerra, queremos paz, yo tengo un negocito que vendo camisitas, ropa usada, tengo el puesto de ENABAS, tuve que quitar el rotulito porque una vez me lo arrancaron y en estos días no ha venido por la situación que tenemos”, expresó.

José Luis Zamora Hernández, un atleta propietario de una academia de Karate, confirmó que la situación no solamente ha frenado el desarrollo económico del país, sino el futuro brillante que tenían los atletas, poniendo de ejemplo a sus estudiantes que no han podido participar en competencias nacionales debido a la imposición de tranques en todo el país.

“La situación está bien crítica, bien difícil, ya que luego de pasar 11 años de paz y de desarrollo de nuestro país, de repente de la noche a la mañana lo satanizan, logran manipular a la población y hemos llegado hasta donde estamos una situación bien difícil donde el pueblo lo que quiere es paz, que es lo que siempre ha querido, pero hay grupos en nuestro país, políticos y religiosos que se dedican a manipular a las personas y los muertos inclusive”, afirmó.

Dialogo1

Dialogo1

Dialogo1

Dialogo1

Dialogo1

Dialogo1

Dialogo1

Dialogo1

 

Dialogo1

Dialogo1