El jefe de la Dirección General de Bomberos (DGB), Comandante Ramón Landero, denunció que este martes en horas de la tarde, grupos delincuenciales encapuchados financiados por la derecha, secuestraron dos cisternas, dos pipas que estaban abasteciendo a la gasolinera Puma de Jinotepe.

Agregó que los vándalos las ubicaron en el sector de la Policía Nacional, en el barrio San Juan, con evidente intención de hacerlas explotar, o que estas tomaran fuego, porque les disparaban morteros para provocar la explosión o el incendio.

Explico el jefe de bomberos que las pipas de combustible, aunque estén vacías, son un peligro, porque dentro de las cisternas hay gran cantidad de gas y vapores. Estos, al tomar fuego, van a explotar y van a alcanzar un radio de hasta 800 metros a la redonda”.

Los barrios que están en riesgo son el barrio San Juan, La Colonia, La Competencia y Villa Robles.

“Queremos denunciar que es un acto terrorista, que en ninguna legislación, de ningún país del mundo es permitido. Son actos penados porque ponen en riesgo a las familias nicaragüenses, a las familias que quieren vivir en paz, a las familias que quieren tranquilidad, a las familias que quieren vivir como familias. Queremos hacerle ver a las familias de Jinotepe que eso es un acto terrorista, y es un evidente riesgo para las familias que habitan en estos barrios y que la medida sería una evacuación".

Landeros hizo el llamado a estar pendiente de que no suceda lo inesperado, que pueden ser que le peguen fuego, “es hacer una lucha, para que Jinotepe y otras ciudades vuelvan a la tranquilidad que hemos vivido por muchos años, sino vamos a vivir una zozobra y viviendo este tipo de amenazas que son contra la vida, y especialmente los niños que son más vulnerables en estos casos".

Jinotepe1