Los tranques que ha instalado la derecha en distintos lugares del país, están afectando la libre movilización, el derecho al trabajo, la salud y la economía de las familias nicaragüenses.

Así lo expresó este miércoles 23 de mayo Luis Jiménez, representante del Consejo Superior del Transporte de Nicaragua, durante su comparecencia en la Mesa de Diálogo Nacional.

Jiménez afirmó que ellos tienen 25 mil taxistas y 5 mil buses que representan 78 mil empleos directos, a quienes se les está violentando su derecho al trabajo.

“Somos los que movemos la microeconomía”, expresó.

“Nosotros estamos estrangulados económicamente. Tenemos pérdidas arriba de 20 millones de dólares. Estamos hablando de 5 mil unidades de transporte” que trabajan parcialmente bajo amenazas, indicó.

Subrayó que en cada tranque los conductores corren diferentes riesgos, al igual que los pasajeros.

“Nosotros les instamos de manera categórica a que se quiten los tranques que violentan nuestro sagrado derecho al trabajo y a la libre circulación”, subrayó.

Allan Vargas, también transportista, refirió que lo que quiere el sector es trabajar con tranquilidad.

“Mucha gente está molesta, está enojada, pero mucha gente está comenzando a padecer hambre también, ya han muerto gente por estar en los tranques”, manifestó.

Recordó que la mayoría del sector transporte lo que quiere es seguir trabajando, y puso como ejemplo que la semana pasada un reducido grupo de taxistas quisieron paralizar el transporte en Managua, agrediendo a 146 personas, 46 vehículos y quemaron 400 torres.

Por su parte, Danilo Sánchez, dirigente del Transporte Urbano Colectivo, pidió que los dejen trabajar en paz para así brindar el servicio a la población.

“Nosotros necesitamos la paz, no podemos trabajar así como hemos estado trabajando con los buses, que nos trancan a cada rato, la población (está) golpeada”, manifestó Sánchez.

Ismael Blanco, otro de los transportistas, subrayó que con los tranques “al único que están afectando es al pueblo”, ya que en estos días los precios de los productos básicos han encarecido su precio.

Igualmente denunció el cobro de peaje en dichos tranques. Dio como ejemplo el de Las Maderas, donde a los transportistas les han cobrado hasta 500 córdobas por dejarlos pasar.

Niño puede morir en tranque

El Vicecanciller nicaragüense Valdrack Jaentschke, refirió en el seno del Diálogo Nacional que un niño con afectaciones cardíacas, se está descompensando y tiene peligro de morir, luego de que el bus en que viajaba de Puerto Cabezas al Pacífico, fue retenido en el tranque de Río Blanco.

En el mismo bus está un herido postoperatorio que no ha pasado y que urge asistencia médica.

Tras citar esos dos casos Jaentschke urgió el levantamiento inmediato de los tranques levantados por vándalos de la derecha en diferentes carreteras del país, con lo que afectan a la población y violan su derecho a la libre movilización.

“Lo que estamos haciendo es un llamado de este diálogo a que se permita la libre movilización de la gente para que no haya mayor conflicto, eso es lo que estamos planteando, y creemos nosotros que ese tema hay que resolverlo¨, reiteró.

También recordó que en los tranques se ha impedido el pase de la comida, del oxígeno del hospital de Bluefields, el tema del abastecimiento, el tema de las medicinas para el pueblo costeño, “esos son temas fundamentales para el pueblo costeño, son torales, son centrales para la vida del pueblo”.

“Por eso creemos nosotros y estamos planteando que debemos resolver ese tema ya. Ya en este momento resolvamos el tema del llamado de este diálogo a que se permita la libre movilización del pueblo nicaragüense!”, demandó.

Nicaragua demanda trabajo y paz

El ministro Edward Centeno enfatizó en que la primera demanda del pueblo de Nicaragua es el trabajo y la paz, que ha venido construyéndose en los últimos 11 años.

“Nadie puede negar que este pueblo gozó hasta hace algún tiempo de la alegría de vivir en paz”, manifestó.

“Hago un llamado a la reflexión y que nuestro corazón busque verdaderamente el bienestar y la paz que anhela el pueblo nicaragüense, y la respuesta que demos debe ser contundente para retornar a esa paz y a esa tranquilidad”, agregó.

En este sentido, afirmó que Gobierno desde el lunes puso sobre la mesa de diálogo que es menester retornar a esa paz. Al respecto, instó a aprobar en dicha mesa los planteamientos del gobierno.

Levantamiento de los tranques debe ser un voto de confianza

El periodista y analista Adolfo Pastrán, reconoció que Nicaragua atraviesa una situación dramática y que pr tanto debe tomarse en consideración el derecho a la vida y a la movilización.

“Y así como nos duelen los muertos, los heridos, los golpeados y el dolor que sienten las madres, también nos duele o deberían de doler las mujeres que no pueden llegar a sus quimioterapias y los niños enfermos a los hospitales”, precisó.

Al respecto, consideró que el país se ve de una forma distinta “desde un cuarto de un hotel con aire acondicionado, la realidad en el terreno es otra”.

En ese orden afirmó que durante el dialogo, hay necesidad de alcanzar un acuerdo en el dialogo, pero que lo que se ha encontrado es un escalamiento de posiciones y que han costado bajar.

Al respecto dijo que la voluntad de levantar los tranques debe considerarse como un voto de confianza para avanzar en el dialogo.

“Creemos que si cedemos el tranque es como si salimos derrotados y no, si a veces ceder es ganar y debemos de darnos aquí un voto de confianza. Creo que el rector decía: aquí que tenemos doctorados y maestrías y estudios en Harvard en Cambridge, los que son más inteligentes o los que son más capaces deberían de pensar también en los que necesitan salir del oscurantismo e ir a las escuelas para educarse y tener un país, un país más educado, más educado”, apuntó.

Concluyó diciendo que si se toma en cuenta que la voz del pueblo es la voz de Dios, los actores presentes deben ser racionales y pensar en la patria al ponerse de acuerdo.

“Yo insisto en que nos pongamos de acuerdo y no le tengamos miedo a ceder, aquí necesitamos un voto de confianza entre todos por el bien de Nicaragua”, dijo.

Pastora pidió a los obispos hacer un llamado a los medios de comunicación para que ellos a su vez pidan en que en las redes a contribuir a crear un clima de respeto.