Familiares y amigos dieron este viernes el último adiós al compañero Hollman Eliezer Zeledón, militante del Frente Sandinista que fue asesinado en Sébaco por grupos vandálicos de la derecha.

“No solo yo, sino que varias madres están sufriendo el mismo dolor. Por eso hoy en día pido que haya paz, que dejen trabajar a nuestro Gobierno”, expresó con gran dolor la mamá de Hollman, en sus honras fúnebres.

El joven Hollman es recordado como una gran persona, convencido de sus ideales revolucionarios y dispuesto a trabajar siempre por Nicaragua.

“El sacrificio y entrega total de Hollman fue para preservar la paz que tanto nos ha costado; la paz que queremos todos los nicaragüenses. Seguro que vamos a continuar con la firmeza hasta alcanzar la paz”, ratificó la militancia del Frente Sandinista.

Su abuelita destacó a Hollman Zeledón “como un nieto alegrísimo, cariñoso y en la casa era muy amable”. Expresó que lo recuerda y recordará para toda la vida como un joven de grandes convicciones.