El Sistema Nacional para la Prevención, Atención y Mitigación ante Desastres (Sinapred) presentó el Plan que se ejecutará de cara al periodo lluvioso en el país, con el objetivo de proteger la vida, integridad de las personas, familias, comunidades, sus medios y bienes.

Se espera que las lluvias se instalen después del 15 de mayo, con una primera fase o un régimen de lluvias normales, entre un 15 por ciento por encima o por debajo de la lluvia normal.

El doctor Guillermo González, ministro asesor del Sinapred, explicó que harán énfasis en la primera parte del periodo, que va de mayo a julio.

Dijo que para este año hay que volcarse en estar preparados ante situaciones de emergencias y recordó que la variabilidad climática se pone de manifiesto cada año.

Se tomarán en cuenta distintos componentes del periodo lluvioso a como son inundaciones, fuertes vientos, tormentas eléctricas, deslizamientos de distinta magnitud y marejadas.

La zona de la Costa Caribe es uno de los puntos geográficos más frágiles y se pronostica la formación de 14 tormentas, de las cuales 7 alcanzarán la categoría de huracán y  3 podrían ser huracanes intensos (escala de 3 a 5).

Acciones a realizar

Entre las acciones a realizar están revisar con los Codepred y Corpred las medidas que se deben tomar para estar preparados.

Realizar asambleas municipales con los gabinetes de las familias, comunidad y vida, para promover las acciones; desarrollar tareas de limpieza domiciliares y comunitarias para reducir el impacto de las lluvias; actualización de conocimientos para que la población pueda identificar situaciones de emergencia; y actualización de los planes de respuestas municipales, departamentales y regionales, haciendo énfasis en las rutas de evacuación.

Recomendaciones a las familias

A las familias nicaragüenses se les recomienda realizar el reconocimiento de los riesgos a que están expuestas las familias; identificar las personas y familias con mayor nivel de vulnerabilidad; desarrollar acciones que reduzcan el impacto de las lluvias (limpieza, drenaje, poda de árboles) y continuar las campañas de sensibilización para evitar problemas futuros.