Las universidades públicas de Nicaragua han cerrado filas en apoyo a las reformas al Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), propuestas por el Gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional.

Los estudiantes, docentes y trabajadores administrativos salieron de las aulas para hacer un llamado a mantener la paz que tanto le ha costado a Nicaragua.

"Denunciamos a activistas derechistas que han intentado entrar al recinto, en la universidad de Rivas han destruido oficinas y nosotros   los estudiantes repudiamos la violencia", Luis Andino, presidente nacional de UNEN.

"Llamamos a los universitarios a mantener la unidad, a no dejarnos manipular, no nos agredamos entre nosotros, sigamos trabajando por la paz, comprometamos a un cambio social sin destruir”, reiteró.

Piden a estudiantes a debatir y no usar la violencia

"Es difícil hacer conciencia pero tenemos que aportar cada uno de nosotros a la estabilidad del INSS", expresó el estudiante Alan Martínez.

"Recordemos que hemos venido haciendo el cambio en la sociedad, estas diferencias las podemos debatir en las aulas de clases y estamos llamando como UNEN a debatir, a exponer nuestros puntos de vista porque la violencia no lleva a nada".

"Como docente les digo que primero debemos informarnos, no caer en la violencia, tenemos que mantenernos unidos, tienen que saber que se va a mantener la edad de jubilación y las semanas cotizadas", dijo Crisálida Cordero, docente de la UNAN-Managua.

Finalmente, Rafael Rodríguez, secretario de el sindicato de trabajadores de la UNAN- Managua, aseguró que "los sindicatos estamos respaldando estas decisiones porque la clase trabajadora tendrá más beneficios".